plato de ravioles caseros con salsa de tomate

Recetas Argentinas: Masa de Ravioles Tradicionales Fácil y Deliciosa

Bienvenidos a este artículo donde aprenderemos a preparar una deliciosa masa de ravioles tradicionales argentinos. Si eres amante de la cocina y te encanta experimentar con nuevos platillos, esta receta te encantará. Los ravioles son uno de los platos más populares de la gastronomía argentina, y con esta receta podrás disfrutarlos en la comodidad de tu hogar.

¿Qué son los ravioles?

Los ravioles son una pasta rellena de forma cuadrada o rectangular, muy similar a los conocidos ñoquis o lasagna. Son originarios de Italia, pero se han convertido en un plato muy popular en Argentina, donde se han adaptado al gusto y las tradiciones locales.

Origen y tradición de los ravioles en Argentina

La tradición de los ravioles en Argentina se remonta a la llegada de los inmigrantes italianos en el siglo XIX. Estos inmigrantes trajeron consigo sus recetas y técnicas culinarias, que poco a poco se fueron fusionando con los ingredientes y sabores locales. A lo largo de los años, los ravioles se han convertido en un plato típico de la cocina argentina, y se suelen servir en festividades y celebraciones especiales.

Ingredientes

Para la masa de los ravioles

  • 500 gramos de harina 0000
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Para el relleno de los ravioles

  • 300 gramos de carne picada (puede ser carne de res, cerdo o pollo)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Nota: Esta es una receta tradicional de ravioles, pero puedes variar el relleno según tus preferencias. Algunas opciones populares son el relleno de ricota y espinacas, o el relleno de jamón y queso.

Preparación

Paso 1: Preparación de la masa

En un recipiente grande, coloca la harina y haz un hueco en el centro. Rompe los huevos en el hueco y añade el aceite de oliva y la sal. Con un tenedor, comienza a mezclar los ingredientes del centro hacia afuera, hasta que se forme una masa homogénea.

Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica. Si la masa está muy seca, puedes añadir un poco de agua. Si está demasiado húmeda, añade un poco más de harina.

Envuelve la masa en papel film y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos.

Paso 2: Preparación del relleno

En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla picada y el ajo picado. Cocina a fuego medio hasta que la cebolla esté transparente.

Añade la carne picada y cocina hasta que esté dorada. Añade la zanahoria rallada y sazona con sal y pimienta al gusto. Cocina por unos minutos más, hasta que la zanahoria esté tierna.

Retira del fuego y deja enfriar.

Paso 3: Armado de los ravioles

Divide la masa en dos partes y estira una de las partes en una superficie enharinada hasta que quede lo suficientemente fina. Puedes utilizar un rodillo o una máquina de pasta para estirar la masa.

Con la ayuda de un cortador de ravioles o un vaso, corta la masa en cuadrados o rectángulos del tamaño deseado.

Coloca una cucharada de relleno en el centro de cada cuadrado de masa. Dóblalo por la mitad y presiona los bordes para sellar el relleno.

Repite este proceso con el resto de la masa y el relleno.

Paso 4: Cocción de los ravioles

En una olla grande, hierve agua con sal. Añade los ravioles y cocina durante unos minutos, hasta que estén al dente. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del grosor de la masa, así que es importante probarlos para asegurarte de que estén cocidos pero no demasiado blandos.

Una vez que los ravioles estén cocidos, retíralos del agua con una espumadera y sírvelos en platos individuales.

Servir y acompañar

Salsas tradicionales para los ravioles

  • Salsa de tomate: Puedes preparar una salsa de tomate casera con tomates frescos, cebolla, ajo y especias al gusto. Cocina la salsa a fuego lento hasta que espese.
  • Salsa Alfredo: Esta salsa a base de crema es perfecta para acompañar los ravioles. Puedes hacerla con crema de leche, mantequilla y queso parmesano.
  • Salsa de champiñones: Saltea champiñones en mantequilla con ajo y cebolla, y añade crema de leche y queso parmesano para hacer una deliciosa salsa.

Acompañamientos recomendados

  • Ensalada verde: Una ensalada fresca y crocante es el acompañamiento perfecto para los ravioles. Puedes utilizar lechuga, espinacas, tomates y otros vegetales de tu elección.
  • Pan casero: Prepara un pan casero para acompañar los ravioles. Puedes hacer una baguette o un pan de ajo para darle un toque extra de sabor.

Tips y consejos

Trucos para lograr una masa perfecta

  • Asegúrate de que la masa esté bien amasada y elástica antes de dejarla reposar en el refrigerador.
  • Si no tienes una máquina de pasta, puedes utilizar un rodillo para estirar la masa. Asegúrate de enharinar bien la superficie para que la masa no se pegue.
  • Si la masa se seca mientras la estás trabajando, puedes humedecer tus manos con un poco de agua y amasarla nuevamente para devolverle la humedad.

Formas creativas de presentar los ravioles

  • Puedes hacer ravioles en forma de tortellini, doblando la masa en forma de triángulo y uniendo los extremos.
  • Si quieres sorprender a tus invitados, puedes hacer ravioles rellenos de diferentes sabores y colores. Utiliza ingredientes como espinacas, remolacha o tinta de calamar para darle un toque especial a la masa.

Preguntas frecuentes

¿Se pueden hacer ravioles sin máquina de pasta?

Sí, puedes hacer ravioles sin máquina de pasta. Solo necesitarás un rodillo para estirar la masa y un cortador de ravioles o un vaso para darle forma a la pasta.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer la masa de ravioles?

El tiempo de preparación de la masa de ravioles puede variar, pero en general se tarda alrededor de 30 minutos en preparar la masa y dejarla reposar en el refrigerador.

¿Puedo congelar los ravioles para utilizarlos más adelante?

Sí, puedes congelar los ravioles una vez que estén armados. Colócalos en una bandeja enharinada y mételos al congelador durante unas horas, hasta que estén firmes. Luego, puedes transferirlos a una bolsa de plástico o un recipiente hermético y guardarlos en el congelador durante varios meses. Para cocinarlos, simplemente ponlos en agua hirviendo sin descongelar y cocina como de costumbre.

¿Se pueden hacer ravioles sin huevo?

Sí, puedes hacer ravioles sin huevo utilizando harina de semolina y agua. La textura de la masa será un poco diferente, pero aún así podrás disfrutar de unos deliciosos ravioles.

Conclusión

Preparar una masa de ravioles casera puede parecer una tarea complicada, pero con esta receta fácil y deliciosa, podrás disfrutar de unos ravioles tradicionales argentinos en la comodidad de tu hogar. Experimenta con diferentes rellenos y salsas para personalizar tus ravioles y sorprender a tus invitados. ¡No olvides compartir tus creaciones culinarias en las redes sociales y disfrutar de este plato tradicional argentino!

Si te ha gustado esta receta, asegúrate de revisar nuestras otras publicaciones de cocina para descubrir más deliciosas recetas argentinas y consejos útiles. ¡Buen provecho!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares