bondiola braseada al horno lista para servir

Recetas argentinas: Bondiola braseada al horno por expertos

Si eres amante de la cocina argentina o simplemente te gusta probar recetas tradicionales de diferentes países, la bondiola braseada al horno es una opción que no puedes dejar pasar. Esta deliciosa preparación es perfecta para disfrutar en una reunión con amigos o como plato principal en una cena especial. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer bondiola braseada al horno, paso a paso, para que puedas sorprender a todos con tu habilidad culinaria.

¿Qué es la bondiola?

La bondiola es un corte de carne muy apreciado en la cocina argentina. Se obtiene de la parte superior del cerdo, específicamente del lomo, y se caracteriza por su textura suave y jugosa. Es un corte muy versátil que se puede preparar de diferentes formas, pero una de las más populares es braseada al horno.

¿Por qué brasear la bondiola al horno?

La técnica de brasear consiste en cocinar lentamente la carne en un líquido aromatizado, lo que le permite absorber todos los sabores y mantenerse jugosa. Al utilizar el horno, se consigue una cocción uniforme y se logra una textura tierna y suave.

Ingredientes

Para preparar la bondiola braseada al horno, necesitarás los siguientes ingredientes:

Carne de bondiola:

  • 1 bondiola de cerdo (aproximadamente 1,5 kg)

Sal y pimienta:

  • 2 cucharadas de sal
  • 1 cucharada de pimienta

Condimentos y especias:

  • 2 cucharadas de pimentón ahumado
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de orégano

Vegetales y hierbas aromáticas:

  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 1 ramita de romero
  • 1 ramita de tomillo

Preparación

Paso 1: Adobar la carne de bondiola

Comienza adobando la carne de bondiola para que absorba todos los sabores. En un recipiente, mezcla la sal, la pimienta, el pimentón ahumado, el comino y el orégano. Frota la mezcla sobre la bondiola, asegurándote de cubrir toda la superficie.

Paso 2: Precalentar el horno y preparar la fuente

Prende el horno y precaliéntalo a 180°C. Mientras tanto, prepara una fuente de horno grande y resistente al calor. Puedes utilizar una fuente de vidrio o una fuente de hierro fundido. Asegúrate de que la fuente sea lo suficientemente grande para acomodar la bondiola y los vegetales.

Paso 3: Sellar la bondiola

En una sartén grande, calienta un poco de aceite a fuego medio-alto. Coloca la bondiola en la sartén y dórala por todos lados para sellarla. Esto ayudará a mantener los jugos en el interior de la carne durante la cocción en el horno. Una vez sellada, transfiere la bondiola a la fuente de horno preparada.

Paso 4: Agregar los vegetales y especias

Pela y corta las cebollas en rodajas gruesas. Pela las zanahorias y córtalas en trozos grandes. Añade las cebollas, las zanahorias, los dientes de ajo, el romero y el tomillo a la fuente de horno, alrededor de la bondiola. Estos ingredientes agregarán sabor y aroma a la carne.

Paso 5: Hornear la bondiola braseada

Cubre la fuente de horno con papel de aluminio y lleva al horno precalentado. Cocina la bondiola durante aproximadamente 2,5 a 3 horas, o hasta que la carne esté tierna y se pueda deshacer fácilmente con un tenedor. Durante la cocción, asegúrate de que la bondiola esté siempre cubierta con el líquido que se va formando en la fuente. Si es necesario, agrega un poco de agua o caldo de carne.

Paso 6: Reposar y cortar la carne

Una vez que la bondiola esté cocida, retira la fuente del horno y deja que la carne repose durante al menos 10 minutos antes de cortarla. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y la carne se mantenga jugosa. Después del reposo, corta la bondiola en rodajas gruesas y sírvela con los vegetales y el líquido de cocción como salsa.

Consejos y variaciones

Consejos para obtener una bondiola braseada jugosa

  • Si quieres una bondiola aún más jugosa, puedes marinarla en la mezcla de especias durante al menos 4 horas o incluso toda la noche antes de cocinarla. Esto permitirá que los sabores penetren aún más en la carne.
  • Si la bondiola está muy grande, puedes cortarla en dos piezas antes de adobarla y cocinarla. Esto reducirá el tiempo de cocción y asegurará una cocción más uniforme.
  • No olvides sellar la bondiola antes de hornearla. Esto ayudará a mantener los jugos en el interior de la carne y evitará que se seque durante la cocción.

Variaciones de condimentos y especias

  • Si quieres darle un toque ahumado a la bondiola, puedes agregar una cucharada de chipotle en polvo o utilizar una mezcla de especias para barbacoa.
  • Para un sabor más mediterráneo, puedes utilizar hierbas como el tomillo, el romero y el orégano.
  • Si te gusta el picante, puedes agregar una cucharada de ají molido o pimentón picante a la mezcla de especias.

Otras formas de preparar la bondiola braseada

  • Si no tienes horno, puedes cocinar la bondiola braseada en una olla grande a fuego lento. Asegúrate de cubrir la olla para mantener la humedad.
  • Si prefieres una preparación más rápida, puedes utilizar una olla a presión para cocinar la bondiola. Reduce el tiempo de cocción a aproximadamente 1,5 horas.
  • Si quieres agregar un toque especial, puedes glasear la bondiola con una salsa a base de miel, mostaza y jugo de naranja durante los últimos minutos de cocción.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo lleva hornear la bondiola?

El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tamaño de la bondiola y la potencia del horno, pero en promedio lleva entre 2,5 a 3 horas. Es importante verificar la cocción pinchando la carne con un tenedor para asegurarse de que esté tierna y se deshaga fácilmente.

¿Qué acompañamientos van bien con la bondiola braseada?

La bondiola braseada se puede acompañar con una amplia variedad de guarniciones. Algunas opciones populares incluyen puré de papas, arroz, vegetales asados, ensaladas frescas o pan casero. También puedes servirla en sándwiches o tacos para una opción más informal.

¿Puedo hacer esta receta con otro tipo de carne?

Sí, puedes utilizar esta misma técnica de braseado con otros cortes de carne como el lomo de cerdo, la paleta de cordero o incluso el pollo. Sin embargo, los tiempos de cocción pueden variar, así que asegúrate de ajustarlos según el tipo de carne que elijas.

¿Puedo congelar la bondiola braseada sobrante?

Sí, puedes congelar la bondiola braseada sobrante para disfrutarla en otra ocasión. Asegúrate de enfriarla completamente antes de colocarla en un recipiente hermético o envolverla en papel film y luego en papel de aluminio. Puedes conservarla en el congelador hasta por 3 meses. Para descongelarla, simplemente colócala en el refrigerador durante la noche y luego recalienta en el horno a baja temperatura.

Ahora que conoces todos los secretos para preparar una deliciosa bondiola braseada al horno, ¿qué esperas para poner manos a la obra? Sorprende a tus seres queridos con este plato tradicional argentino y disfruta de su sabor único y reconfortante. ¡Buen provecho!

No te pierdas nuestras otras recetas argentinas como el asado a la parrilla o las empanadas criollas. ¡Explora nuestro sitio y descubre más deliciosos platos para disfrutar en casa!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares