imagen de un pebete recien horneado y dorado

Delicioso pan de Viena o pebete: la receta argentina que debes probar

¿Te gusta el pan recién horneado con una corteza crujiente y una miga suave y esponjosa? Si es así, no puedes dejar de probar el pan de Viena. Este pan clásico argentino es conocido por su forma alargada y su sabor delicado. En este artículo, te mostraré cómo hacer pan de Viena en casa, paso a paso, para que puedas disfrutar de este delicioso manjar en cualquier momento.

¿Qué es el pan de Viena?

El pan de Viena, también conocido como pebete, es un tipo de pan muy popular en Argentina. Se caracteriza por su forma alargada y su miga suave y esponjosa. Su corteza es crujiente y dorada, lo que le da un sabor y textura únicos. El pan de Viena se puede disfrutar solo, con manteca o margarina, o relleno con una variedad de ingredientes, como jamón y queso o salchicha.

Origen del pan de Viena

Aunque el nombre sugiere que el pan de Viena tiene su origen en la capital austriaca, en realidad fue creado por panaderos argentinos a principios del siglo XX. Estos panaderos se inspiraron en los panes de Viena que se consumían en Europa y decidieron adaptar la receta a los gustos argentinos. Desde entonces, el pan de Viena se ha convertido en un clásico de la panadería argentina y se disfruta en todo el país.

Ingredientes necesarios

Para hacer pan de Viena en casa, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Harina: 500 gramos.
  • Levadura: 25 gramos.
  • Azúcar: 25 gramos.
  • Sal: 10 gramos.
  • Agua: 200 ml.
  • Leche: 200 ml.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Manteca: 50 gramos.

Estos ingredientes son suficientes para hacer aproximadamente 10 panes de Viena.

Preparación paso a paso

Preparación de la masa

1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la levadura, el azúcar y la sal.

2. En otro recipiente, calienta el agua y la leche hasta que estén tibias.

3. Agrega el huevo y la manteca derretida a la mezcla de harina.

4. Vierte la mezcla de líquidos en el recipiente con la harina y mezcla hasta obtener una masa homogénea.

5. Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica.

Amasado y reposo de la masa

1. Coloca la masa en un recipiente engrasado y cúbrelo con un paño húmedo.

2. Deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Formado y corte de los panes

1. Divide la masa en porciones iguales y dales forma alargada.

2. Realiza unos cortes diagonales en la parte superior de los panes.

3. Coloca los panes en una bandeja para horno cubierta con papel manteca.

Horneado y tiempo de cocción

1. Precalienta el horno a 200 grados Celsius.

2. Hornea los panes durante aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que estén dorados y suenen huecos al golpear la parte inferior.

3. Retira los panes del horno y déjalos enfriar en una rejilla antes de disfrutarlos.

Tips y recomendaciones

Consistencia ideal de la masa

Para lograr una masa perfecta para el pan de Viena, es importante tener en cuenta la consistencia de la misma. La masa debe ser suave y elástica, pero no pegajosa. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes agregar un poco más de harina durante el amasado. Si está demasiado seca, puedes agregar un poco más de agua o leche. Es importante tener en cuenta que la cantidad exacta de líquidos puede variar según la harina utilizada, por lo que es posible que necesites ajustar las cantidades.

Trucos para lograr un pan de Viena perfecto

  • Utiliza levadura fresca en lugar de levadura seca para obtener una mejor textura y sabor en el pan.
  • Asegúrate de que la levadura esté activa antes de agregarla a la masa. Para hacerlo, disuelve la levadura en un poco de agua tibia con una pizca de azúcar y espera a que se forme espuma. Si no se forma espuma, significa que la levadura no está activa y debes conseguir una nueva.
  • Puedes agregar semillas de sésamo o amapola en la parte superior de los panes antes de hornearlos para darles un toque extra de sabor y textura.
  • Si quieres que tus panes de Viena tengan una corteza más crujiente, puedes rociar un poco de agua sobre ellos antes de hornearlos.
  • Si prefieres un pan de Viena más suave, puedes agregar un poco de leche en polvo a la masa.

Variantes y rellenos

El pan de Viena se presta a diferentes variantes y rellenos, lo que lo hace aún más versátil y delicioso. Algunas opciones populares incluyen:

Pan de Viena clásico

El pan de Viena clásico se disfruta solo o con manteca o margarina. Su sabor suave y su textura delicada lo convierten en un acompañamiento perfecto para cualquier comida.

Pan de Viena relleno de jamón y queso

Esta variante es perfecta para un sándwich delicioso y sustancioso. Simplemente corta el pan de Viena por la mitad y rellénalo con jamón y queso. Puedes agregar otros ingredientes, como tomate y lechuga, para darle más sabor y frescura.

Pan de Viena relleno de salchicha

Si eres amante de las salchichas, esta variante es para ti. Corta el pan de Viena por la mitad y coloca una salchicha en el medio. Puedes agregar mostaza, ketchup u otros condimentos de tu elección para realzar el sabor.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo dura el pan de Viena?

El pan de Viena se mantiene fresco durante aproximadamente 2-3 días si se guarda en un recipiente hermético. Después de este tiempo, puede ponerse un poco duro, pero aún se puede disfrutar tostado o utilizado para hacer croutones.

¿Puedo congelar el pan de Viena?

Sí, puedes congelar el pan de Viena para disfrutarlo más tarde. Simplemente envuélvelo bien en papel film o colócalo en una bolsa de congelación y guárdalo en el congelador. Para descongelarlo, déjalo a temperatura ambiente durante unas horas o caliéntalo en el horno.

¿Se puede hacer pan de Viena sin huevo?

Sí, si prefieres hacer una versión sin huevo, simplemente omite el huevo de la receta. La textura del pan puede ser ligeramente diferente, pero aún así será delicioso.

¿Qué otros nombres tiene el pan de Viena?

Además de pan de Viena, este tipo de pan también se conoce como pebete en algunas regiones de Argentina.

¡Ahora que conoces la receta del pan de Viena, es hora de poner manos a la obra! Disfruta de este pan delicioso y versátil en cualquier momento del día. No olvides revisar nuestras otras publicaciones de recetas de pan casero para seguir explorando el mundo de la panadería artesanal.

¡No esperes más y comienza a disfrutar del pan de Viena hecho en casa!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares