bondiola de cerdo dorada y jugosa en el horno

Recetas argentinas: Bondiola de cerdo al horno para saborear irresistibles sandwiches

Si eres amante de la comida argentina y estás buscando una receta deliciosa y versátil, no puedes dejar de probar la bondiola de cerdo al horno. Este plato tradicional argentino es perfecto para preparar sandwiches irresistibles o simplemente disfrutarlo como plato principal. En este artículo, te enseñaremos paso a paso cómo hacer una bondiola de cerdo al horno jugosa y llena de sabor.

¿Qué es la bondiola de cerdo?

La bondiola de cerdo es una parte del cerdo ubicada en el cuello o la paleta. Es conocida por ser una carne muy jugosa y tierna, gracias a su alto contenido de grasa intramuscular. Es un corte muy popular en la gastronomía argentina y se utiliza en una gran variedad de platos, desde asados hasta sandwiches.

Origen de la bondiola de cerdo al horno

La bondiola de cerdo al horno es una de las preparaciones más comunes en Argentina. Se cree que esta receta tiene sus raíces en la tradición de los asados argentinos, donde la bondiola se coloca en una parrilla a fuego lento hasta que esté bien cocida y jugosa. Sin embargo, con el tiempo, se ha popularizado la versión al horno, que es igual de sabrosa y mucho más fácil de preparar.

Ingredientes

Para hacer una deliciosa bondiola de cerdo al horno, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 bondiola de cerdo (aproximadamente 1,5 kg)
  • 4 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • Jugo de 2 limones

Nota: Puedes ajustar las cantidades de especias a tu gusto y agregar otras hierbas o condimentos si lo deseas.

Preparación

Paso 1: Adobo de la bondiola de cerdo

Comienza preparando el adobo para la bondiola de cerdo. En un recipiente, mezcla el ajo picado, el pimentón dulce, el comino molido, el orégano seco, la sal, la pimienta negra, el aceite de oliva y el jugo de limón. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta uniforme.

Paso 2: Marinar la bondiola de cerdo

Coloca la bondiola de cerdo en un recipiente grande y vierte el adobo sobre la carne. Asegúrate de cubrir bien toda la superficie de la bondiola con el adobo. Masajea la carne suavemente para que el adobo penetre en ella. Cubre el recipiente con papel film o una tapa y deja marinar en el refrigerador durante al menos 4 horas, o preferiblemente durante toda la noche.

Paso 3: Precalentar el horno

Precalienta el horno a 180°C (350°F) mientras la bondiola de cerdo se está marinando. Esto garantizará que el horno esté a la temperatura adecuada cuando estés listo para cocinar la carne.

Paso 4: Cocinar la bondiola de cerdo al horno

Retira la bondiola de cerdo del refrigerador y déjala reposar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos antes de cocinarla. Esto permitirá que la carne se caliente ligeramente y se cocine de manera más uniforme.

Coloca la bondiola de cerdo en una bandeja para horno y vierte un poco del adobo sobre la carne. Esto ayudará a mantenerla jugosa durante la cocción. Cubre la bandeja con papel de aluminio y colócala en el horno precalentado.

Hornea la bondiola de cerdo durante aproximadamente 2 horas, o hasta que la carne esté tierna y bien cocida. Puedes retirar el papel de aluminio durante los últimos 30 minutos de cocción para que la superficie de la carne se dore ligeramente.

Paso 5: Reposo y corte de la bondiola de cerdo

Una vez que la bondiola de cerdo esté lista, retírala del horno y déjala reposar durante al menos 10 minutos antes de cortarla. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan en la carne y se mantenga jugosa.

Corta la bondiola de cerdo en rodajas gruesas y sírvela caliente. Puedes acompañarla con tus salsas favoritas, como chimichurri o salsa barbacoa, y servirla junto a unas papas asadas o una ensalada fresca.

Acompañamientos

La bondiola de cerdo al horno es deliciosa por sí sola, pero también se puede servir con una variedad de acompañamientos para crear una comida completa. Algunas ideas de acompañamiento incluyen:

  • Papas asadas
  • Ensalada fresca de tomate y lechuga
  • Puré de papas
  • Verduras a la parrilla
  • Arroz blanco

Estos acompañamientos complementarán perfectamente la bondiola de cerdo y agregarán variedad y sabor a tu comida.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *