lechon a la parrilla con fuego a dos lados

Receta tradicional argentina: Lechón a la parrilla a dos fuegos

Si eres amante de la comida argentina y te gusta la parrilla, el lechón a la parrilla a dos fuegos es una receta que no puedes dejar de probar. Este plato tradicional es una delicia que combina la jugosidad y sabor del lechón con el toque ahumado y crujiente que se obtiene al cocinarlo a la parrilla.

En este artículo, te mostraremos cómo preparar el lechón a la parrilla a dos fuegos paso a paso, te daremos consejos y trucos para lograr un resultado perfecto, te recomendaremos los mejores acompañamientos y vinos para maridar este plato y te mostraremos algunas variaciones y adaptaciones para que puedas disfrutar de esta receta sin importar tus preferencias alimentarias.

¿Qué es el lechón a la parrilla a dos fuegos?

El lechón a la parrilla a dos fuegos es una preparación tradicional argentina en la que se cocina un lechón entero a la parrilla utilizando dos tipos de fuego: uno directo y otro indirecto. Esto permite que la carne se cocine de manera uniforme y adquiera un sabor ahumado y crujiente en la piel.

La clave de esta receta está en la combinación de temperaturas y tiempos de cocción. El fuego directo se utiliza al principio para sellar la carne y conseguir una piel crujiente, mientras que el fuego indirecto se utiliza para cocinar el lechón lentamente y garantizar que quede tierno y jugoso por dentro.

Origen y tradición del lechón a la parrilla en Argentina

El lechón a la parrilla es una receta que tiene sus raíces en la tradición gaucha de Argentina. Durante los asados tradicionales, el lechón es uno de los platos estrella y se prepara de diferentes formas en todo el país.

En la región de Córdoba, por ejemplo, se utiliza una técnica llamada «a la cruz», en la que el lechón se coloca en una cruz de hierro y se va girando sobre el fuego. En otras zonas, se utiliza una parrilla especial para asar el lechón, conocida como «asador».

El lechón a la parrilla a dos fuegos es una variante de esta receta y se ha vuelto muy popular en los últimos años. Su sabor único y la combinación de texturas hacen de este plato una opción perfecta para celebraciones y reuniones familiares o con amigos.

Ingredientes

Lista de ingredientes para preparar lechón a la parrilla a dos fuegos

  • 1 lechón entero (aproximadamente 5-7 kg)
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Limones
  • Hierbas frescas (romero, tomillo, laurel)
  • Carbón vegetal
  • Madera para ahumar (opcional)

Preparación

Paso a paso para preparar el lechón a la parrilla a dos fuegos

  1. Preparar la parrilla: Encender el carbón y esperar a que se forme una capa de cenizas blanca. Preparar el fuego directo y el fuego indirecto en la parrilla. Para el fuego directo, distribuir el carbón en una capa uniforme sobre la parrilla. Para el fuego indirecto, colocar el carbón en los extremos de la parrilla y dejar un espacio libre en el centro.
  2. Preparar el lechón: Lavar el lechón y secarlo con papel absorbente. Hacer cortes diagonales en la piel del lechón sin llegar a la carne. Esto ayudará a que la piel se vuelva crujiente al cocinarlo.
  3. Condimentar el lechón: Frotar el lechón con sal, pimienta y pimentón por dentro y por fuera. Añadir las hierbas frescas en el interior del lechón.
  4. Cocinar el lechón: Colocar el lechón sobre el fuego directo, con la piel hacia abajo, durante 15-20 minutos o hasta que se forme una costra crujiente. Dar vuelta al lechón y cocinar por otros 15-20 minutos.
  5. Trasladar el lechón al fuego indirecto: Mover el lechón al fuego indirecto, con la piel hacia arriba. Tapar la parrilla y cocinar a fuego indirecto durante aproximadamente 3-4 horas, o hasta que la temperatura interna del lechón llegue a los 70-75 grados Celsius.
  6. Agregar madera para ahumar (opcional): Si deseas agregar un toque ahumado a tu lechón, puedes añadir trozos de madera para ahumar al carbón durante la cocción. Esto le dará un sabor aún más auténtico.
  7. Dejar reposar y servir: Una vez que el lechón esté cocido, retirarlo de la parrilla y dejarlo reposar durante 10-15 minutos antes de cortarlo en porciones individuales. Servir caliente con rodajas de limón y acompañamientos de tu elección.

Consejos y trucos

Consejos para lograr un lechón a la parrilla perfecto

  • Elige un lechón de buena calidad: Asegúrate de comprar un lechón fresco y de buena calidad. La carne debe tener un color rosado claro y estar bien limpia.
  • Controla la temperatura: Utiliza un termómetro de cocina para controlar la temperatura interna del lechón durante la cocción. Esto te ayudará a evitar que se cocine de más y se vuelva seco.
  • No te olvides de sellar la piel: Es importante sellar la piel del lechón al inicio de la cocción para obtener una textura crujiente. Asegúrate de cocinar el lechón a fuego directo el tiempo suficiente para lograr esto.
  • Añade madera para ahumar: Si deseas darle un sabor ahumado al lechón, añade trozos de madera para ahumar al carbón durante la cocción. Esto le dará un aroma y sabor únicos.
  • Deja reposar antes de cortar: Después de cocinar el lechón, déjalo reposar durante unos minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y la carne quede jugosa y tierna.

Trucos para mantener la jugosidad y sabor del lechón

  • Marinar el lechón: Si deseas aportarle aún más sabor al lechón, puedes marinarlo antes de cocinarlo. Utiliza una mezcla de aceite de oliva, limón, ajo y hierbas frescas para marinar el lechón durante al menos 4 horas o toda la noche.
  • Utiliza una bandeja para recoger los jugos: Coloca una bandeja debajo del lechón mientras se cocina para recoger los jugos que se van liberando. Esto ayudará a mantener la humedad del lechón y facilitará la limpieza de la parrilla.
  • Baña el lechón con su propio jugo: Durante la cocción, puedes bañar el lechón con su propio jugo para mantenerlo jugoso y darle un sabor aún más intenso. Utiliza una brocha de cocina para aplicar el jugo sobre la carne cada cierto tiempo.

Acompañamientos y maridaje

Cómo acompañar el lechón a la parrilla a dos fuegos

El lechón a la parrilla a dos fuegos es un plato muy versátil que se puede acompañar con una gran variedad de alimentos. Aquí te dejamos algunas ideas para que combines tu lechón con deliciosos acompañamientos:

  • Ensaladas frescas: Una ensalada de lechuga, tomate y cebolla es un acompañamiento clásico que resalta los sabores del lechón.
  • Papas asadas: Las papas asadas son el acompañamiento perfecto para el lechón a la parrilla. Puedes cortar las papas en rodajas y cocinarlas a la parrilla junto con el lechón.
  • Verduras a la parrilla: Zucchini, berenjena, pimientos y cebolla son algunas opciones de verduras que puedes cocinar a la parrilla y servir junto con el lechón.
  • Pan casero: Un buen pan casero recién horneado es el complemento ideal para disfrutar de los jugos del lechón.

Recomendaciones de vinos para maridar el lechón

El lechón a la parrilla a dos fuegos es un plato muy sabroso que se puede maridar con diferentes tipos de vino. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para que elijas el vino perfecto para acompañar tu lechón:

Vino Maridaje
Malbec El malbec es un vino argentino muy versátil que combina muy bien con el lechón a la parrilla. Sus notas frutales y su cuerpo medio-alto complementan los sabores de la carne.
Cabernet Sauvignon El cabernet sauvignon es otro vino tinto que marida muy bien con el lechón. Su estructura y taninos equilibrados realzan los sabores de la carne y ayudan a equilibrar su grasa.
Chardonnay Si prefieres un vino blanco, el chardonnay es una excelente opción. Sus notas frutales y su acidez refrescante complementan los sabores del lechón.

Variaciones y adaptaciones

Versión vegetariana del lechón a la parrilla a dos fuegos

Si sigues una dieta vegetariana o simplemente quieres probar una versión diferente del lechón a la parrilla a dos fuegos, puedes hacer una adaptación utilizando una proteína vegetal en lugar del lechón. Aquí te dejamos una opción:

  • Lechón de jackfruit: El jackfruit es una fruta tropical que tiene una textura similar a la carne de cerdo desmenuzada. Puedes marinarla con los mismos condimentos que utilizarías para el lechón y cocinarla a la parrilla siguiendo los mismos pasos.

Otras formas de preparar el lechón a la parrilla

Además del lechón a la parrilla a dos fuegos, existen otras formas de preparar esta deliciosa receta. Aquí te dejamos algunas opciones:

  • Lechón a la parrilla estilo cubano: En la cocina cubana, se utiliza una técnica llamada «cuchillo y tenedor» para asar el lechón. Consiste en marinar el lechón con una mezcla de especias y jugo de naranja agria, y luego asarlo a fuego lento durante varias horas.
  • Lechón a la parrilla estilo puertorriqueño: En Puerto Rico, se utiliza una técnica llamada «lechonera» para asar el lechón. Consiste en cavar un hoyo en la tierra, encender un fuego con carbón y madera, y colocar el lechón en una vara sobre el fuego.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre el lechón a la parrilla y el lechón al horno?

La principal diferencia entre el lechón a la parrilla y el lechón al horno está en la forma de cocción. Mientras que el lechón a la parrilla se cocina a fuego directo e indirecto sobre una parrilla, el lechón al horno se cocina en el horno utilizando calor seco.

Esta diferencia de cocción hace que los resultados sean distintos en términos de sabor y textura. El

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares