palitos de anis caseros recien horneados

Receta fácil: Cómo hacer palitos de anís deliciosos en casa

Si te encanta disfrutar de sabores dulces y especiados, los palitos de anís caseros son la opción perfecta para ti. Estos deliciosos bocadillos son crujientes por fuera y ligeramente blandos por dentro, con un aroma embriagador a anís que te transportará a momentos de tranquilidad y bienestar. Además, son muy fáciles de hacer en casa y solo necesitas unos pocos ingredientes básicos. En este artículo, te guiaremos a través de todos los pasos necesarios para que puedas disfrutar de estos deliciosos palitos de anís en la comodidad de tu hogar. ¡Comencemos!

Ingredientes necesarios

Para la masa:

  • 250g de harina de trigo
  • 125g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 100g de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de extracto de anís
  • 1 pizca de sal

Para el glaseado:

  • 200g de azúcar glas
  • 2-3 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de extracto de anís

Nota: Puedes ajustar la cantidad de extracto de anís según tu preferencia personal. Si te gusta un sabor más intenso, puedes aumentar la cantidad. Si prefieres un sabor más suave, puedes reducir la cantidad.

Preparación paso a paso

Paso 1: Preparar la masa

En un tazón grande, mezcla la harina, la mantequilla, el azúcar, el huevo, el extracto de anís y la sal. Amasa todos los ingredientes hasta obtener una masa suave y homogénea. Si la masa está demasiado pegajosa, puedes añadir un poco más de harina, pero ten cuidado de no añadir demasiada para que los palitos no queden demasiado secos.

Paso 2: Dar forma a los palitos de anís

Divide la masa en porciones más pequeñas y forma cada porción en un cilindro largo y delgado, similar a un palito. Puedes ajustar el tamaño de los palitos según tus preferencias, pero asegúrate de que todos tengan un tamaño similar para que se horneen de manera uniforme.

Paso 3: Hornear los palitos

Coloca los palitos de anís en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino. Deja suficiente espacio entre ellos para que no se peguen durante el horneado. Precalienta el horno a 180°C y hornea los palitos durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes.

Paso 4: Preparar el glaseado

Mientras los palitos de anís se enfrían, prepara el glaseado mezclando el azúcar glas, el agua y el extracto de anís en un tazón. Añade el agua poco a poco hasta obtener la consistencia deseada. Si prefieres un glaseado más espeso, añade menos agua. Si prefieres un glaseado más líquido, añade más agua.

Paso 5: Glasear los palitos de anís

Sumerge cada palito de anís en el glaseado y asegúrate de cubrirlo completamente. Puedes usar una cuchara o tenedor para ayudarte a cubrir los palitos de manera uniforme. Coloca los palitos glaseados en una rejilla para que el exceso de glaseado gotee y se seque. Deja que los palitos se sequen completamente antes de guardarlos en un recipiente hermético.

Consejos y variaciones

Consejo 1: Añadir ralladura de limón

Si quieres darle un toque extra de sabor a tus palitos de anís, puedes añadir un poco de ralladura de limón a la masa. La ralladura de limón le dará un sabor cítrico refrescante que combinará perfectamente con el anís.

Consejo 2: Sustituir el anís por otro extracto de sabor

Si no eres fanático del sabor del anís, puedes sustituir el extracto de anís por otro extracto de sabor que te guste más. Por ejemplo, puedes utilizar extracto de vainilla, extracto de almendra o extracto de naranja para darle un giro diferente a tus palitos de anís.

Consejo 3: Decorar con semillas de anís

Si quieres añadir un toque decorativo a tus palitos de anís, puedes espolvorear semillas de anís sobre el glaseado húmedo. Las semillas de anís le darán un aspecto más tradicional y también intensificarán el sabor a anís.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo duran los palitos de anís?

Si se almacenan en un recipiente hermético, los palitos de anís caseros pueden durar hasta dos semanas. Sin embargo, es probable que desaparezcan mucho antes, ya que son tan deliciosos que es difícil resistirse a comerlos todos de una sola vez.

¿Puedo congelar los palitos de anís?

Sí, puedes congelar los palitos de anís antes de glasearlos. Simplemente colócalos en una bolsa para congelar o recipiente apto para congelador y guárdalos hasta por tres meses. Cuando estés listo para comerlos, descongélalos a temperatura ambiente y luego glasea como de costumbre.

¿Se pueden hacer palitos de anís sin gluten?

Sí, puedes hacer palitos de anís sin gluten utilizando harina sin gluten en lugar de harina de trigo. Asegúrate de que todos los ingredientes que utilices sean certificados sin gluten para evitar cualquier contaminación cruzada.

¿Cómo puedo almacenar los palitos de anís para que se mantengan frescos?

Para mantener los palitos de anís frescos y crujientes, guárdalos en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Asegúrate de que estén completamente fríos antes de guardarlos para evitar que se vuelvan blandos. Si vives en un clima muy húmedo, puedes añadir un paquete de sílice al recipiente para ayudar a absorber la humedad y mantener los palitos crujientes por más tiempo.

Conclusión

Ya no necesitas ir a una pastelería para disfrutar de los deliciosos palitos de anís. Con esta receta fácil, puedes hacerlos en casa y disfrutar de su sabor dulce y especiado en cualquier momento que desees. Personaliza la receta según tus preferencias y experimenta con diferentes sabores y decoraciones. Una vez que pruebes tus palitos de anís caseros, es probable que se conviertan en uno de tus dulces favoritos. ¡Así que no esperes más y pon tus habilidades culinarias a prueba!

Si te ha gustado esta receta, asegúrate de revisar nuestras otras publicaciones sobre postres caseros y deliciosas recetas dulces. ¡Te encantarán!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares