bolas de fraile recien horneadas y deliciosas

Bolas de fraile con harina leudante: receta argentina irresistible que deleitará tu paladar

Bienvenido/a a este artículo donde te enseñaremos a preparar unas deliciosas bolas de fraile con harina leudante. Si eres amante de los dulces y te encanta probar nuevas recetas, esta es una opción perfecta para ti. Las bolas de fraile son un clásico de la repostería argentina que se caracterizan por su esponjosa textura y su irresistible sabor.

¿Qué son las bolas de fraile?

Las bolas de fraile son una especie de masa dulce frita que se asemeja a una bola. Están hechas a base de harina leudante, azúcar, leche, huevos y sal. Su textura es esponjosa por dentro y crujiente por fuera, lo que las convierte en una verdadera delicia para el paladar.

Origen de las bolas de fraile

El origen de las bolas de fraile se remonta a la época colonial en Argentina, cuando los frailes franciscanos comenzaron a preparar estas delicias en los conventos. La receta se fue transmitiendo de generación en generación, convirtiéndose en un clásico de la gastronomía argentina.

Ingredientes

Para preparar las bolas de fraile con harina leudante, necesitarás los siguientes ingredientes:

Harina leudante

  • 500 gramos de harina leudante

Azúcar

  • 100 gramos de azúcar

Leche

  • 250 ml de leche

Huevos

  • 2 huevos

Sal

  • 1 pizca de sal

Grasa o aceite para freír

  • Suficiente grasa o aceite para freír

Preparación

A continuación, te detallamos los pasos para preparar las deliciosas bolas de fraile con harina leudante:

Paso 1: Mezclar los ingredientes secos

En un bol grande, tamiza la harina leudante y mézclala con el azúcar y la sal. Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien integrados.

Paso 2: Agregar la leche y los huevos

Añade la leche y los huevos a la mezcla de ingredientes secos y comienza a mezclar todo con una cuchara de madera o con las manos. Continúa mezclando hasta obtener una masa homogénea.

Paso 3: Amasar la masa

Volca la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amásala durante unos minutos. Esto ayudará a desarrollar el gluten y a obtener una textura más elástica.

Paso 4: Reposo de la masa

Una vez que hayas amasado la masa, déjala reposar durante aproximadamente 30 minutos. Esto permitirá que los ingredientes se integren y que la masa adquiera una consistencia más manejable.

Paso 5: Formar las bolas

Después del reposo, toma porciones de masa y forma bolas del tamaño que desees. Puedes hacer bolas más pequeñas para disfrutar de bocaditos dulces o bolas más grandes para un postre más contundente.

Paso 6: Freír las bolas de fraile

Calienta la grasa o el aceite en una sartén grande a fuego medio. Una vez que esté caliente, agrega las bolas de fraile y fríelas hasta que estén doradas por todos lados. Retíralas del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Variantes y consejos

Las bolas de fraile pueden ser aún más deliciosas si les agregas un toque de creatividad. Aquí te presentamos algunas variantes de relleno que puedes probar:

Variantes de relleno

  • Relleno de dulce de leche: Puedes hacer un pequeño agujero en cada bola de fraile y rellenarlo con dulce de leche. ¡Será una explosión de sabor!
  • Relleno de crema pastelera: Si prefieres un relleno más cremoso, puedes utilizar crema pastelera para rellenar las bolas de fraile. Sin duda, serán irresistibles.
  • Relleno de chocolate: Si eres amante del chocolate, puedes derretir un poco de chocolate y utilizarlo como relleno. ¡Será una verdadera tentación para los golosos!

Además de las variantes de relleno, aquí tienes algunos consejos para obtener bolas de fraile perfectas:

Consejos para obtener bolas de fraile perfectas

  • Utiliza harina leudante: La harina leudante es esencial para obtener la textura esponjosa característica de las bolas de fraile. Asegúrate de utilizarla en la receta.
  • No amases en exceso: Es importante no amasar la masa en exceso, ya que esto puede hacer que las bolas de fraile pierdan su textura esponjosa. Amasa solo lo necesario para integrar los ingredientes.
  • Controla la temperatura del aceite: Asegúrate de que el aceite esté a la temperatura adecuada antes de freír las bolas de fraile. Si está demasiado caliente, se dorarán rápidamente por fuera y quedarán crudas por dentro.
  • Escurre el exceso de grasa: Una vez que retires las bolas de fraile del aceite, colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Esto hará que sean más livianas y menos grasosas.

Servir y disfrutar

Una vez que hayas terminado de freír las bolas de fraile, es hora de servirlas y disfrutar de su delicioso sabor. Aquí te presentamos algunas ideas de presentación y formas de disfrutarlas:

Presentación de las bolas de fraile

Puedes presentar las bolas de fraile espolvoreadas con azúcar impalpable o glas para darles un toque más dulce. También puedes decorarlas con un poco de ralladura de limón o naranja para añadir un aroma fresco y cítrico.

¿Cómo acompañar las bolas de fraile?

Las bolas de fraile son deliciosas por sí solas, pero también puedes acompañarlas con una taza de café, té o chocolate caliente. Si deseas un postre más completo, puedes servirlas con una bola de helado de vainilla o con un poco de crema batida.

Preguntas frecuentes

A continuación, respondemos algunas preguntas frecuentes sobre las bolas de fraile:

¿Puedo usar levadura en lugar de harina leudante?

No es recomendable utilizar levadura en lugar de harina leudante, ya que esto puede alterar la textura de las bolas de fraile. La harina leudante es una mezcla que ya contiene levadura y otros ingredientes que ayudan a que la masa se eleve correctamente.

¿Se pueden hacer las bolas de fraile sin huevos?

Si eres alérgico/a a los huevos o simplemente prefieres no utilizarlos, puedes hacer las bolas de fraile sin huevos. En lugar de los huevos, puedes agregar un poco más de leche para obtener la humedad necesaria en la masa.

¿Cuánto tiempo duran las bolas de fraile?

Las bolas de fraile se mantienen frescas y deliciosas durante aproximadamente 2 días si se almacenan en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Sin embargo, es recomendable consumirlas lo más pronto posible para disfrutar de su mejor sabor y textura.

¿Se pueden congelar las bolas de fraile?

Sí, las bolas de fraile se pueden congelar. Una vez que las hayas frito y enfriado, puedes colocarlas en bolsas o recipientes aptos para congelar y guardarlas en el congelador. Para consumirlas, simplemente déjalas descongelar a temperatura ambiente y caliéntalas en el horno o en el microondas antes de servirlas.

¡Ahora que conoces la receta de las bolas de fraile con harina leudante, es hora de poner manos a la obra y deleitarte con esta deliciosa preparación! No dudes en experimentar con diferentes rellenos y presentaciones para crear tus propias versiones de esta clásica receta argentina.

Recuerda revisar nuestras otras publicaciones para descubrir más recetas y consejos de cocina que puedan interesarte. ¡Disfruta de tus bolas de fraile y comparte esta delicia con tus seres queridos!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares