pata de cerdo flambeada en un plato

Recetas argentinas: Pata de cerdo flambeada, deliciosa y sorprendente

Descubre la receta tradicional de la pata de cerdo flambeada, un plato exquisito y lleno de sabor que sin duda sorprenderá a tus invitados. En este artículo, te enseñaremos cómo preparar esta delicia argentina y te daremos consejos para lograr una pata de cerdo flambeada perfecta. Además, te contaremos sobre las variantes y acompañamientos más populares, así como los beneficios nutricionales de esta carne.

¿Qué es la pata de cerdo flambeada?

La pata de cerdo flambeada es un plato típico de la gastronomía argentina que consiste en cocinar una pata de cerdo entera marinada y sazonada, y luego flambeada con vino. La técnica de flambeado le da a la carne un sabor único y una textura tierna y jugosa. Este plato es muy popular en las celebraciones y reuniones familiares, ya que es una opción deliciosa y abundante.

Origen de la receta de pata de cerdo flambeada

La receta de la pata de cerdo flambeada tiene sus raíces en la tradición culinaria de Argentina, país conocido por su amor por la carne. Se dice que esta preparación se originó en la región de Córdoba, donde los gauchos solían cocinar grandes asados al aire libre. Con el tiempo, el flambeado se convirtió en una técnica popular para darle un toque especial a la carne de cerdo, y así nació la receta de la pata de cerdo flambeada.

Ingredientes y preparación de la pata de cerdo flambeada

Lista de ingredientes para la pata de cerdo flambeada:

  • 1 pata de cerdo de aproximadamente 3 kg
  • Sal y pimienta al gusto
  • 4 dientes de ajo picados
  • Jugo de 2 limones
  • 2 tazas de vino tinto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande picada
  • 2 zanahorias grandes en rodajas
  • 2 ramas de romero fresco
  • 2 hojas de laurel

Pasos para preparar la pata de cerdo flambeada:

  1. Lava la pata de cerdo y sécala con papel absorbente.
  2. En un recipiente grande, mezcla el ajo picado, el jugo de limón, sal y pimienta.
  3. Coloca la pata de cerdo en la mezcla y frota bien por todos lados. Deja marinar en el refrigerador durante al menos 2 horas, pero lo ideal es dejarla marinar durante toda la noche.
  4. En una olla grande, calienta el aceite de oliva y agrega la cebolla y las zanahorias. Sofríe hasta que estén doradas.
  5. Retira la pata de cerdo de la marinada y sécala con papel absorbente. Agrega la pata de cerdo a la olla y sella por todos lados hasta que esté dorada.
  6. Agrega el vino tinto a la olla y deja que hierva. Luego, enciende un fósforo y acércalo al vino para flambearlo. Ten cuidado y mantén una distancia segura.
  7. Agrega el romero y el laurel a la olla, tapa y cocina a fuego lento durante aproximadamente 3 horas, o hasta que la carne esté tierna y se pueda desprender fácilmente del hueso.
  8. Retira la pata de cerdo de la olla y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla en rodajas.
  9. Sirve la pata de cerdo flambeada con las verduras y el jugo de cocción como salsa.

Nota: Puedes realizar algunas variaciones en la receta agregando especias adicionales a la marinada, como tomillo o pimentón ahumado. También puedes añadir papas o batatas a la olla junto con las verduras para obtener un acompañamiento más completo.

Consejos para una pata de cerdo flambeada perfecta

Elección de la pata de cerdo adecuada:

Para obtener una pata de cerdo flambeada tierna y jugosa, es importante seleccionar una pieza de buena calidad. Busca una pata de cerdo fresca y de tamaño adecuado para la cantidad de comensales que vas a servir. La carne debe tener un color rosado claro y una capa de grasa blanca y uniforme, ya que esto le dará sabor y jugosidad al plato.

Marinado y sazonado de la carne:

El marinado es clave para que la pata de cerdo adquiera sabor y se ablande. Deja marinar la carne en una mezcla de jugo de limón, ajo, sal y pimienta durante al menos 2 horas, pero lo ideal es dejarla marinar durante toda la noche en el refrigerador. Antes de cocinarla, retira la pata de cerdo de la marinada y sécala bien con papel absorbente para obtener una mejor textura al sellarla.

Tiempo de cocción y temperatura ideal:

La pata de cerdo flambeada requiere de una cocción lenta y a fuego bajo para que la carne se ablande y los sabores se mezclen adecuadamente. Cocina la pata de cerdo durante al menos 3 horas, o hasta que la carne esté tierna y se desprenda fácilmente del hueso. Asegúrate de cocinarla a fuego bajo para evitar que la carne se seque. Si tienes un termómetro de cocina, la temperatura interna de la carne debe alcanzar los 70°C para garantizar una cocción segura.

Variantes y acompañamientos de la pata de cerdo flambeada

Variantes regionales de la receta:

En diferentes regiones de Argentina, se han desarrollado variantes de la receta de pata de cerdo flambeada. Por ejemplo, en la región de Córdoba se suele agregar miel al marinado para darle un toque dulce a la carne. En la región de Patagonia, se utiliza vino blanco en lugar de vino tinto para flambeado, lo que le da un sabor más suave y delicado.

Ensaladas y guarniciones recomendadas:

Para acompañar la pata de cerdo flambeada, puedes servir una ensalada fresca de hojas verdes con tomates cherry y aderezo de limón. También puedes preparar una guarnición de puré de papas o batatas, o incluso un risotto de champiñones. Estas opciones de acompañamiento complementarán perfectamente el sabor de la carne y agregarán variedad y textura al plato.

Salsas y condimentos para realzar el sabor:

Si deseas realzar aún más el sabor de la pata de cerdo flambeada, puedes preparar una salsa a base del jugo de cocción. Retira las verduras de la olla y tritúralas con una batidora o licuadora, luego, pasa la salsa por un colador para eliminar cualquier grumo. También puedes agregar especias como romero, tomillo o pimentón ahumado para realzar el sabor de la salsa.

Beneficios nutricionales de la pata de cerdo flambeada

Proteínas y aminoácidos esenciales:

La pata de cerdo flambeada es una excelente fuente de proteínas, nutrientes esenciales para el crecimiento y reparación de los tejidos. Además, la carne de cerdo contiene aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo y que debemos obtener a través de la dieta.

Vitaminas y minerales presentes en la carne de cerdo:

La carne de cerdo es rica en vitaminas del complejo B, como la tiamina, la niacina y la vitamina B12, que son fundamentales para un buen funcionamiento del sistema nervioso y la producción de energía. Además, la carne de cerdo es una buena fuente de minerales como el hierro, el zinc y el selenio, que son necesarios para una buena salud y funcionamiento del organismo.

Valor calórico y contenido de grasas:

La pata de cerdo flambeada es un plato rico en calorías, por lo que se recomienda consumirla con moderación. Sin embargo, la mayor parte de las grasas presentes en la carne de cerdo son insaturadas, que son grasas saludables para el organismo. Además, el consumo moderado de carne de cerdo puede ser beneficioso para la salud cardiovascular, ya que contiene ácidos grasos omega-3 que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar una pata de cerdo flambeada?

El tiempo de cocción de una pata de cerdo flambeada puede variar dependiendo del tamaño de la pieza y el método de cocción utilizado. Por lo general, se recomienda cocinar la pata de cerdo durante al menos 3 horas a fuego lento para obtener una carne tierna y jugosa.

¿Qué vino es mejor para el flambeado de la carne?

Para el flambeado de la pata de cerdo, se suele utilizar vino tinto, ya que su sabor y aroma se mezclan bien con los demás ingredientes. Puedes elegir un vino tinto seco de buena calidad, como un Malbec argentino o un Cabernet Sauvignon. Sin embargo, si prefieres un sabor más suave, también puedes utilizar vino blanco o incluso vino rosado.

¿Puedo utilizar otros cortes de carne en lugar de la pata de cerdo?

Sí, si no encuentras pata de cerdo o simplemente prefieres otro corte de carne, puedes utilizar otros cortes de cerdo como el lomo, la paleta o la pierna. Estos cortes también son adecuados para la preparación de pata de cerdo flambeada y te darán un resultado igualmente delicioso.

¿Cuál es la mejor forma de conservar la pata de cerdo flambeada sobrante?

Si te sobra pata de cerdo flambeada, puedes refrigerarla en un recipiente hermético durante un máximo de 3-4 días. Para recalentarla, te recomendamos hacerlo en el horno a baja temperatura para evitar que se seque. También puedes congelar las sobras en porciones individuales y luego descongelarlas en el refrigerador antes de recalentarlas.

Conclusión

La pata de cerdo flambeada es un plato tradicional argentino que te sorprenderá por su sabor y textura. Con ingredientes simples y una preparación cuidadosa, puedes disfrutar de una carne tierna y jugosa con un toque especial gracias al flambeado con vino. Acompaña tu pata de cerdo flambeada con ensaladas frescas, guarniciones de puré de papas o batatas, y una deliciosa salsa a base del jugo de cocción. Además de su delicioso sabor, la pata de cerdo flambeada también aporta beneficios nutricionales, como proteínas, vitaminas y minerales esenciales. ¡Anímate a preparar este plato tradicional y sorprende a tus invitados con un festín de sabores!

No te pierdas nuestras otras recetas tradicionales argentinas y descubre más delicias de la cocina argentina.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares