plato de mole con pollo y arroz

Cómo preparar mole ya hecho de manera fácil y rápida

Para preparar mole ya hecho de manera fácil y rápida, solo añade caldo caliente, mezcla bien, cocina a fuego medio y ajusta sazón. ¡Listo para disfrutar!


Preparar mole ya hecho de manera fácil y rápida es una excelente opción para disfrutar de este delicioso platillo mexicano sin invertir demasiado tiempo en la cocina. Con algunos pasos sencillos y los ingredientes adecuados, puedes tener un mole sabroso en cuestión de minutos.

Te explicaremos el proceso paso a paso para que puedas disfrutar de un mole con el sabor tradicional, pero con la comodidad de utilizar mole pre-hecho. Ya sea para una comida familiar o una reunión con amigos, sigue estos consejos para tener un mole perfecto en poco tiempo.

Ingredientes necesarios

  • 1 frasco de mole pre-hecho (puede ser de cualquier marca de tu preferencia)
  • 1 litro de caldo de pollo (puedes usar caldo en polvo disuelto en agua si no tienes caldo casero)
  • 500 gramos de pollo cocido y deshebrado
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • Sal al gusto

Instrucciones paso a paso

1. Preparación del mole

En una cacerola grande, calienta las dos cucharadas de aceite a fuego medio. Una vez que el aceite esté caliente, vacía el contenido del frasco de mole y sofríe por unos 2-3 minutos. Esto ayudará a que el mole libere sus sabores y aromas.

2. Mezcla con el caldo

Agrega poco a poco el caldo de pollo al mole, removiendo constantemente para evitar grumos. Continúa mezclando hasta obtener una consistencia homogénea. Si el mole queda muy espeso, puedes agregar más caldo hasta alcanzar la textura deseada.

3. Incorporación del pollo

Una vez que el mole esté bien diluido y caliente, agrega el pollo deshebrado. Cocina a fuego lento durante unos 10-15 minutos, removiendo ocasionalmente para que el pollo se impregne bien del sabor del mole.

4. Ajuste de sabor

Prueba el mole y ajusta la sal si es necesario. Ten en cuenta que algunos moles pre-hechos ya contienen sal, por lo que es importante probar antes de agregar más.

Consejos adicionales

  • Si deseas agregar un toque personal, puedes añadir un poco de chocolate amargo rallado al mole mientras se cocina.
  • Para una presentación auténtica, sirve el mole sobre una cama de arroz blanco y acompáñalo con tortillas calientes.
  • Si te sobra mole, puedes guardarlo en el refrigerador por hasta una semana o congelarlo para uso futuro.

Siguiendo estos sencillos pasos, podrás disfrutar de un delicioso mole casero sin complicaciones. ¡Buen provecho!

Ingredientes adicionales para mejorar el sabor del mole prehecho

Si bien el mole prehecho es una opción conveniente, puedes elevar su sabor y calidad añadiendo algunos ingredientes adicionales. Aquí te mostramos cómo hacerlo de manera fácil y rápida.

1. Caldo de pollo

El caldo de pollo proporciona una base rica y sabrosa para el mole. Reemplaza el agua con caldo de pollo para obtener un sabor más profundo y auténtico.

2. Chocolate amargo

Agrega un trozo de chocolate amargo para intensificar el sabor del mole. El chocolate aporta una nota dulce y compleja que es característica de un buen mole.

3. Frutos secos

Los frutos secos, como las almendras, nueces y cacahuates, pueden darle una textura crujiente y un sabor tostado al mole. Tuéstalos ligeramente antes de agregarlos.

4. Especias adicionales

Experimenta con especias adicionales como el comino, el clavo y la canela. Estas especias pueden realzar los sabores del mole y darle un toque personalizado.

5. Ajo y cebolla

Saltea ajo y cebolla finamente picados y agréguelos al mole para un sabor más fresco y robusto. Estos ingredientes básicos nunca fallan en mejorar tus platillos.

6. Chiles frescos

Si te gusta el picante, añade chiles frescos como el jalapeño o el serrano. Esto no solo aumentará el nivel de picante, sino que también añadirá frescura al plato.

Ejemplo de receta mejorada

Para ilustrar cómo estos ingredientes pueden transformar tu mole prehecho, aquí tienes una receta mejorada:

  1. Ingredientes:
    • 1 frasco de mole prehecho
    • 2 tazas de caldo de pollo
    • 50 gramos de chocolate amargo
    • 1/4 taza de almendras tostadas
    • 1/2 cucharadita de comino
    • 1/4 cucharadita de clavo
    • 1/2 cucharadita de canela
    • 2 dientes de ajo, finamente picados
    • 1 cebolla pequeña, finamente picada
    • 1 chile serrano, picado
  2. Instrucciones:
    • En una cacerola grande, calienta el caldo de pollo a fuego medio.
    • Agrega el mole prehecho y remueve hasta que se disuelva completamente.
    • Incorpora el chocolate amargo y continúa removiendo hasta que se derrita.
    • Añade las almendras tostadas y las especias adicionales.
    • En una sartén aparte, saltea el ajo y la cebolla hasta que estén dorados, luego añádelos al mole.
    • Por último, agrega el chile serrano picado y cocina a fuego lento por 10 minutos, removiendo ocasionalmente.

Consejo práctico: Si deseas un mole más espeso, reduce la cantidad de caldo de pollo o cocina por más tiempo a fuego lento. Para un mole más ligero, agrega más caldo según sea necesario.

Beneficios de mejorar el mole prehecho

  • Sabor personalizado: Al agregar tus propios ingredientes, puedes ajustar el mole a tu gusto personal.
  • Textura mejorada: Los frutos secos y las especias adicionales pueden darle una textura y riqueza que el mole prehecho a menudo carece.
  • Valor nutricional: Añadir ingredientes frescos como ajo, cebolla y chiles no solo mejora el sabor, sino también el valor nutricional de tu platillo.

Siguiendo estos consejos y utilizando ingredientes adicionales, puedes transformar un simple mole prehecho en un platillo digno de cualquier celebración. ¡Inténtalo y sorprende a tus invitados con un mole delicioso y lleno de sabor!

Pasos sencillos para recalentar y servir el mole ya hecho

El mole es una de las joyas culinarias de la cocina mexicana. Si tienes mole ya hecho y deseas recalentarlo y servirlo de manera rápida y sencilla, sigue estos pasos simples.

1. Preparar los ingredientes necesarios

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano los siguientes ingredientes:

  • Mole ya hecho
  • Caldo de pollo o agua
  • Pollo cocido o carne de tu preferencia
  • Tortillas, arroz o frijoles para acompañar

2. Calentar el mole

Para recalentar el mole ya hecho, sigue estos pasos:

  1. Coloca el mole en una cacerola a fuego medio.
  2. Agrega un poco de caldo de pollo o agua para obtener la consistencia deseada. Esto dependerá de si prefieres un mole más espeso o más ligero.
  3. Revuelve constantemente para evitar que se queme en el fondo de la cacerola.
  4. Calienta hasta que el mole esté bien caliente y tenga una textura uniforme.

3. Agregar la carne

Una vez que el mole esté caliente, es momento de agregar la carne:

  1. Agrega el pollo cocido o la carne de tu preferencia al mole.
  2. Revuelve bien para que la carne se impregne del sabor del mole.
  3. Deja cocinar a fuego bajo por unos 5-10 minutos para que los sabores se integren.

4. Servir y acompañar

Para servir el mole de manera deliciosa:

  • Sirve el mole con carne en platos individuales.
  • Acompaña con tortillas calientes, arroz o frijoles.
  • Decora con ajonjolí tostado o cebolla picada si lo deseas.

Consejos adicionales

  • No dejes que el mole se queme: Mantén siempre el fuego a medio o bajo y revuelve con frecuencia.
  • Usa caldo de pollo casero: Si es posible, usa un caldo de pollo hecho en casa para un sabor más auténtico.
  • Ajusta la consistencia: Si el mole está muy espeso, agrega más caldo; si está muy líquido, deja reducir un poco más en la cacerola.

Datos interesantes

El mole tiene una rica historia en la gastronomía mexicana. Se dice que existen más de 300 variedades de mole en México, y cada región tiene su propia receta única.

Estadísticas

Variedad de mole Región de origen
Mole Poblano Puebla
Mole Negro Oaxaca
Mole Verde Morelos

Con estos pasos sencillos, podrás disfrutar de un delicioso mole en casa, sin complicaciones. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

1. ¿Cómo puedo darle más sabor a un mole ya hecho?

Puedes agregar un poco de caldo de pollo para intensificar el sabor o incluso un toque de chocolate amargo.

2. ¿Cuánto tiempo se puede conservar el mole en el refrigerador?

El mole se puede conservar en el refrigerador por aproximadamente una semana si se guarda en un recipiente hermético.

3. ¿Se puede congelar el mole?

Sí, el mole se puede congelar en porciones individuales y conservarse en el congelador por hasta 3 meses.

  • Escoge un buen mole enlatado o empaquetado para ahorrar tiempo.
  • Prueba el mole antes de servirlo y ajusta la sazón si es necesario.
  • Añade un poco de caldo de pollo o vegetales si el mole está muy espeso.
  • Decora con ajonjolí tostado y hojas de cilantro fresco al servir.
  • El mole combina muy bien con carne de pollo, cerdo o incluso con verduras asadas.
  • Si deseas un sabor más picante, puedes añadir chiles secos o salsa picante al mole.

¡Déjanos en los comentarios tus tips para preparar mole ya hecho! Y no olvides revisar nuestros otros artículos sobre recetas mexicanas tradicionales.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares