deliciosa figacita de manteca recien horneada

Figacitas de Manteca: Receta Tradicional de Cocineros Argentinos

¿Quieres disfrutar de unas deliciosas figacitas de manteca? En este artículo te enseñaremos la receta tradicional de estas delicias argentinas que son perfectas para acompañar tus comidas o simplemente disfrutar en cualquier momento del día. Las figacitas de manteca son famosas en Argentina por su sabor único y su textura suave y esponjosa. ¡Sigue leyendo para aprender cómo hacerlas en casa!

¿Qué son las figacitas de manteca?

Las figacitas de manteca son pequeños panecillos que se caracterizan por su forma redonda y su sabor a manteca. Son muy populares en Argentina y se suelen servir como acompañamiento en las comidas o como snack. Estas figacitas son ideales para hacer sándwiches o simplemente disfrutar solas con un poco de manteca untada. Su textura esponjosa y su sabor suave las hacen irresistibles.

¿Por qué son tan populares en Argentina?

Las figacitas de manteca son un clásico de la gastronomía argentina y se han convertido en un símbolo de la cultura culinaria del país. Su popularidad se debe a su delicioso sabor y a su versatilidad. Puedes encontrarlas en cualquier panadería argentina y también son muy comunes en los asados y las reuniones familiares. Además, su preparación es relativamente sencilla y los ingredientes son muy accesibles, lo que las convierte en una opción perfecta para cualquier ocasión.

Ingredientes

¿Qué ingredientes necesito para hacer figacitas de manteca?

  • 500 gramos de harina común
  • 10 gramos de sal
  • 10 gramos de azúcar
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 250 ml de agua tibia
  • 100 gramos de manteca

Nota: Puedes agregar semillas de sésamo, amapola o cualquier otra especia de tu elección para darle un toque extra de sabor a tus figacitas.

¿Puedo hacer variaciones en la receta?

Sí, puedes hacer variaciones en la receta para adaptarla a tus gustos. Por ejemplo, puedes agregar queso rallado a la masa para hacer figacitas de queso. También puedes añadir hierbas frescas picadas como romero, tomillo o perejil para darles un sabor más aromático. ¡Deja volar tu imaginación y crea tus propias versiones de figacitas de manteca!

Preparación

Paso 1: Preparar la masa

  1. En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Haz un hueco en el medio.
  2. En otro recipiente, disuelve la levadura en el agua tibia y deja reposar durante unos minutos hasta que esté burbujeante.
  3. Vierte la levadura disuelta en el hueco de la harina y comienza a mezclar con una cuchara de madera hasta que se forme una masa pegajosa.
  4. Agrega la manteca en trozos pequeños y continúa amasando la masa hasta que esté suave y elástica.
  5. Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente una hora o hasta que duplique su tamaño.

Paso 2: Dar forma a las figacitas

  1. Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y vuelca la masa sobre ella.
  2. Divide la masa en porciones del tamaño que desees para tus figacitas. Pueden ser del tamaño de una pelota de golf o un poco más grandes.
  3. Toma cada porción de masa y dale forma redonda, estirándola y doblando los extremos hacia el centro.
  4. Coloca las figacitas en una bandeja para horno previamente engrasada o forrada con papel de hornear, dejando suficiente espacio entre ellas para que puedan crecer.

Paso 3: Hornear las figacitas

  1. Deja que las figacitas reposen en la bandeja durante otros 30 minutos para que vuelvan a subir un poco.
  2. Pre-calienta el horno a 200°C.
  3. Hornea las figacitas durante aproximadamente 20 minutos o hasta que estén doradas en la parte superior.
  4. Saca las figacitas del horno y déjalas enfriar antes de servir.

Servir y acompañar

¿Cómo se deben servir las figacitas de manteca?

Las figacitas de manteca se pueden servir tanto calientes como frías. Son ideales para acompañar comidas como asados, guisos o incluso para hacer sándwiches. Puedes cortarlas por la mitad y rellenarlas con tus ingredientes favoritos, como jamón y queso, tomate y lechuga, o cualquier otra combinación que se te antoje.

¿Con qué se pueden acompañar?

Las figacitas de manteca son deliciosas por sí solas, pero también se pueden acompañar con diferentes ingredientes para resaltar su sabor. Algunas opciones populares son untarlas con manteca, mermelada, queso crema o dulce de leche. También puedes servirlas junto a una tabla de quesos y embutidos para hacer una opción más completa para los invitados.

Trucos y consejos

¿Cómo lograr que las figacitas queden esponjosas?

Para lograr que tus figacitas queden bien esponjosas, asegúrate de respetar los tiempos de reposo de la masa y de amasarla lo suficiente para desarrollar el gluten. Además, si quieres que la masa suba aún más, puedes dejarla reposar en un ambiente cálido o cerca de una fuente de calor como el horno precalentado (apagado) o una estufa encendida.

¿Qué puedo hacer si la masa no sube correctamente?

Si tu masa no sube correctamente, es posible que la levadura esté vencida o que no haya tenido suficiente tiempo para activarse. Asegúrate de usar levadura fresca y de que el agua esté tibia, no caliente. También puedes agregar una pizca de azúcar a la levadura disuelta para ayudar a activarla. Si la masa no ha subido lo suficiente después del tiempo indicado, déjala reposar un poco más hasta que duplique su tamaño.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo duran las figacitas de manteca?

Las figacitas de manteca suelen durar de 2 a 3 días si se mantienen en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Después de este tiempo, pueden comenzar a perder su frescura y textura.

¿Puedo congelar las figacitas?

Sí, puedes congelar las figacitas para prolongar su vida útil. Para hacerlo, asegúrate de que estén completamente frías y colócalas en una bolsa o recipiente apto para congelar. Pueden durar hasta 3 meses en el congelador. Para descongelar, simplemente sácalas del congelador y déjalas a temperatura ambiente hasta que estén completamente descongeladas.

¿Se pueden hacer figacitas dulces?

Sí, puedes hacer figacitas dulces agregando azúcar extra a la masa. Puedes añadir entre 50 y 100 gramos de azúcar a la receta original, dependiendo de qué tan dulces las quieras. También puedes agregar pasas, chips de chocolate o frutas secas a la masa para darle un toque extra de sabor.

¿Es necesario usar manteca para esta receta?

Sí, la manteca es uno de los ingredientes clave de las figacitas de manteca. Le da su sabor característico y contribuye a la textura suave y esponjosa de los panecillos. Si no quieres utilizar manteca, puedes probar con aceite vegetal, pero ten en cuenta que el resultado final puede ser diferente.

Conclusión

Las figacitas de manteca son un clásico de la cocina argentina y una delicia que no puedes dejar de probar. Con su sabor suave y su textura esponjosa, son perfectas para acompañar tus comidas o disfrutar como snack. Con la receta tradicional que te hemos compartido en este artículo, podrás hacer tus propias figacitas en casa y sorprender a tus familiares y amigos. ¡No esperes más y anímate a cocinar estas delicias argentinas!

Si te ha gustado este artículo, asegúrate de revisar nuestras otras publicaciones sobre recetas argentinas tradicionales. ¡Te garantizamos que encontrarás más platos deliciosos para disfrutar!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares