pastelitos de membrillo con tapa de empanada

Recetas argentinas: Deliciosos pastelitos de membrillo con tapa de empanada

Si eres amante de la repostería y te gustan los postres tradicionales, no puedes dejar de probar los deliciosos pastelitos de membrillo. Estos pequeños bocados dulces son típicos de la gastronomía argentina y son perfectos para disfrutar en cualquier ocasión. En este artículo, te enseñaremos paso a paso cómo preparar unos exquisitos pastelitos de membrillo con tapa de empanada.

¿Qué son los pastelitos de membrillo?

Los pastelitos de membrillo son unas deliciosas empanadas dulces rellenas de membrillo. La masa es similar a la de las empanadas saladas, pero en lugar de un relleno salado, se utiliza un dulce de membrillo que le da un sabor único. Estos pastelitos son muy populares en Argentina y son el acompañamiento perfecto para un buen mate o una taza de café.

Origen de los pastelitos de membrillo

Los pastelitos de membrillo tienen su origen en la cocina árabe, siendo traídos a Argentina por los inmigrantes sirio-libaneses en el siglo XIX. A lo largo de los años, esta receta se ha adaptado y ha adquirido características propias de la cultura argentina, convirtiéndose en uno de los postres más emblemáticos del país.

Ingredientes

Ingredientes para la masa:

  • 500 gramos de harina
  • 200 gramos de manteca fría
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo
  • Agua fría, cantidad necesaria

Ingredientes para el relleno:

  • 500 gramos de membrillo
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • Agua, cantidad necesaria

Para la masa, puedes utilizar harina común o harina de repostería, ambas funcionan muy bien. La manteca debe estar bien fría para obtener una masa más hojaldrada y crocante. Si no tienes manteca, puedes utilizar margarina, pero el resultado no será el mismo. El agua fría es importante para evitar que la manteca se derrita al amasar la masa.

Para el relleno, puedes utilizar membrillo casero o comprarlo en el supermercado. Si prefieres un relleno más dulce, puedes agregar más azúcar. La canela es opcional, pero le da un toque de sabor extra al relleno.

Preparación de la masa

Paso 1: Mezclar los ingredientes secos

En un recipiente grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Puedes tamizar la harina para evitar grumos.

Paso 2: Incorporar la manteca fría

Corta la manteca fría en cubos pequeños y agrégala a la mezcla de harina. Con la ayuda de un tenedor o un cortapastas, comienza a deshacer la manteca en la harina hasta que obtengas una mezcla arenosa.

Paso 3: Agregar los líquidos

En otro recipiente, bate ligeramente el huevo y agrégalo a la mezcla de harina y manteca. Añade también el agua fría, poco a poco, hasta obtener una masa homogénea y ligeramente pegajosa. No agregues demasiada agua, ya que la masa debe ser firme y manejable.

Paso 4: Amasar la masa

Volca la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amásala durante unos minutos, hasta que se vuelva suave y elástica. Forma una bola con la masa y envuélvela en papel film. Deja reposar en la nevera durante al menos 30 minutos.

Nota: Si no tienes tiempo para dejar reposar la masa en la nevera, puedes utilizarla directamente, pero el resultado final puede no ser tan hojaldrado.

Preparación del relleno

Paso 1: Cocinar el membrillo

Corta el membrillo en trozos pequeños y colócalos en una olla. Agrega el azúcar y suficiente agua para cubrir el membrillo. Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 1 hora, o hasta que el membrillo esté tierno y se haya formado una especie de pasta.

Paso 2: Triturar el membrillo

Retira el membrillo del fuego y tritúralo con un tenedor o con la ayuda de una batidora de mano, hasta obtener una pasta suave y sin grumos. Si deseas un relleno más fino, puedes pasarlo por un colador.

Paso 3: Enfriar el relleno

Deja enfriar el relleno de membrillo antes de utilizarlo para rellenar los pastelitos. Puedes colocarlo en la nevera para acelerar el proceso.

Armado de los pastelitos

Paso 1: Estirar la masa

Retira la masa de la nevera y divídela en dos partes. Estira una de las partes sobre una superficie enharinada, hasta obtener un grosor de aproximadamente 3-4 milímetros. Utiliza un palo de amasar para facilitar el proceso.

Paso 2: Cortar la masa en discos

Con la ayuda de un cortapastas redondo, corta la masa en discos de aproximadamente 10 centímetros de diámetro. Puedes utilizar un vaso si no tienes un cortapastas.

Paso 3: Rellenar los discos de masa

Coloca una cucharada de relleno de membrillo en el centro de cada disco de masa. No coloques demasiado relleno para evitar que se desborde al cerrar los pastelitos.

Paso 4: Cerrar los pastelitos

Humedece los bordes de cada disco de masa con agua y cierra los pastelitos, presionando los bordes con los dedos o con la ayuda de un tenedor. Asegúrate de sellar bien los bordes para evitar que se abran durante la cocción.

Cocción de los pastelitos

Paso 1: Precalentar el horno

Pre-calienta el horno a 180 grados Celsius.

Paso 2: Pintar los pastelitos

Bate ligeramente un huevo y utiliza un pincel de cocina para pintar la superficie de cada pastelito con huevo batido. Esto le dará un aspecto dorado y brillante una vez que estén cocidos.

Paso 3: Hornear los pastelitos

Coloca los pastelitos en una bandeja para horno previamente engrasada o cubierta con papel de hornear. Hornea durante aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes.

Una vez cocidos, retira los pastelitos del horno y déjalos enfriar antes de servir.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo se conservan los pastelitos de membrillo?

Los pastelitos de membrillo se pueden conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante aproximadamente una semana. Si deseas prolongar su vida útil, puedes refrigerarlos, pero recuerda que la masa puede perder algo de su textura y volverse más suave.

¿Puedo utilizar otro tipo de relleno?

Sí, puedes utilizar otros tipos de relleno para tus pastelitos, como dulce de batata o dulce de leche. Incluso puedes combinar diferentes rellenos en un solo pastelito, creando sabores únicos y deliciosos.

¿Se pueden congelar los pastelitos?

Sí, los pastelitos de membrillo se pueden congelar antes de hornear. Una vez armados, colócalos en una bandeja y llévalos al congelador durante unas horas, hasta que estén firmes. Luego, puedes transferirlos a una bolsa o recipiente apto para congelar. Cuando desees comerlos, simplemente colócalos en una bandeja de horno y hornea como de costumbre.

¿Cuál es la mejor forma de servir los pastelitos de membrillo?

Los pastelitos de membrillo se pueden servir solos, como postre o merienda, o acompañados de una taza de té, café o mate. También puedes espolvorearles un poco de azúcar impalpable o canela en polvo antes de servir para darles un toque extra de dulzura.

¡Disfruta de estos deliciosos pastelitos de membrillo caseros y sorprende a tu familia y amigos con tu habilidad para la repostería! Recuerda que puedes experimentar con diferentes rellenos y darle tu toque personal a esta receta tradicional.

Si te gustó esta receta, asegúrate de revisar nuestras otras publicaciones de recetas argentinas para descubrir más delicias culinarias. ¡Buen provecho!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares