pastelitos de membrillo con tapas de empanadas

Receta argentina de pastelitos de membrillo con tapas de empanadas: ¡deliciosos y tentadores!

Si eres amante de los postres y te encanta la repostería tradicional, no puedes perderte la receta de los pastelitos de membrillo. Estos deliciosos bocadillos argentinos son una combinación perfecta de una masa crujiente y un relleno dulce de membrillo. Son una opción ideal para disfrutar en cualquier momento del día, ya sea como postre, merienda o simplemente para darte un capricho. En este artículo, te enseñaremos cómo preparar los pastelitos de membrillo paso a paso, ¡así que sigue leyendo!

Historia de los pastelitos de membrillo

Origen de los pastelitos de membrillo

Los pastelitos de membrillo tienen sus orígenes en la repostería española, específicamente en la región de Extremadura y Andalucía. Durante la época colonial, esta receta llegó a Argentina de la mano de los inmigrantes españoles, y desde entonces se ha convertido en un postre tradicional y muy popular en el país.

Popularidad y tradición de los pastelitos de membrillo en Argentina

En Argentina, los pastelitos de membrillo son considerados un verdadero clásico de la repostería tradicional. Se suelen preparar especialmente durante las festividades patrias, como el Día de la Independencia o el Día de la Bandera. Además, son una opción muy común en las panaderías y pastelerías argentinas, donde se pueden encontrar en diversas versiones, ya sea con rellenos de membrillo, batata o dulce de leche.

Ingredientes necesarios

Tapas de empanadas

  • 500 gramos de harina común
  • 100 gramos de manteca
  • 250 ml de agua
  • 1 cucharadita de sal

Membrillo

  • 500 gramos de membrillo
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 ml de agua
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Azúcar

  • Azúcar impalpable para espolvorear

Aceite para freír

  • Aceite vegetal o de girasol para freír los pastelitos

Paso a paso para preparar los pastelitos de membrillo

Paso 1: Preparar el relleno de membrillo

Para comenzar, pela y corta el membrillo en trozos pequeños. Luego, colócalos en una olla junto con el azúcar, el agua y la esencia de vainilla. Cocina a fuego medio, revolviendo de vez en cuando, hasta que el membrillo esté tierno y se forme una especie de mermelada espesa. Retira del fuego y deja enfriar.

Paso 2: Estirar las tapas de empanadas

En un bowl grande, mezcla la harina y la sal. Agrega la manteca fría cortada en cubos y comienza a deshacerla con las manos hasta obtener una textura arenosa. Luego, ve agregando el agua de a poco y amasa hasta obtener una masa suave y elástica.

Divide la masa en dos partes y estira cada una de ellas con la ayuda de un palo de amasar hasta obtener un grosor de aproximadamente 3 mm. Luego, corta cuadrados de unos 10 cm de lado.

Nota: Si no quieres hacer la masa casera, puedes utilizar tapas de empanadas compradas en el supermercado. Sin embargo, te recomendamos probar hacer la masa casera, ya que le dará un sabor y una textura mucho más auténtica a tus pastelitos de membrillo.

Paso 3: Rellenar y cerrar los pastelitos

Coloca una cucharadita de relleno de membrillo en el centro de cada cuadrado de masa. Luego, humedece los bordes con un poco de agua y cierra los pastelitos en forma de triángulo, presionando bien los bordes para sellarlos.

Si quieres darle un toque decorativo a tus pastelitos, puedes utilizar un tenedor para marcar los bordes y hacer un repulgue. Esto no solo hará que tus pastelitos se vean más bonitos, sino que también ayudará a asegurar que el relleno no se escape durante la cocción.

Paso 4: Freír los pastelitos

En una olla grande, calienta el aceite a fuego medio-alto. Una vez que esté caliente, ve colocando los pastelitos en el aceite y fríelos hasta que estén dorados y crujientes por ambos lados. Retíralos con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Paso 5: Espolvorear con azúcar y servir

Una vez que los pastelitos de membrillo estén bien escurridos, espolvorea con azúcar impalpable para darles ese toque final dulce y tentador. Sirve tus pastelitos de membrillo caseros y disfruta de su sabor delicioso.

Consejos y variaciones

Consejos para obtener los mejores pastelitos de membrillo

  • Para obtener una masa bien crujiente, asegúrate de freír los pastelitos en aceite caliente.
  • Si quieres lograr un relleno más suave, puedes pasar la mermelada de membrillo por un procesador de alimentos antes de utilizarla.
  • Si prefieres una versión más saludable de los pastelitos de membrillo, puedes hornearlos en lugar de freírlos. Simplemente precalienta el horno a 180 grados Celsius, coloca los pastelitos en una bandeja forrada con papel de hornear y hornéalos durante unos 20 minutos o hasta que estén dorados.

Variaciones de relleno para los pastelitos

  • Además del relleno clásico de membrillo, puedes experimentar con otros sabores. Prueba rellenar algunos pastelitos con dulce de leche, batata o incluso con una mezcla de membrillo y queso crema para obtener un contraste delicioso.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo duran los pastelitos de membrillo?

Si los conservas en un recipiente hermético, los pastelitos de membrillo caseros pueden durar hasta una semana en condiciones adecuadas de almacenamiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que su sabor y textura serán mejores durante los primeros días.

¿Se pueden hacer los pastelitos de membrillo al horno en lugar de freírlos?

Sí, puedes hornear los pastelitos de membrillo en lugar de freírlos para obtener una versión más saludable. Simplemente sigue los mismos pasos de la receta, pero en lugar de freírlos, colócalos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear y hornea a 180 grados Celsius durante unos 20 minutos o hasta que estén dorados.

¿Puedo usar otro tipo de fruta en lugar de membrillo?

Si no eres fanático del membrillo o simplemente quieres probar otras opciones, puedes utilizar otros tipos de fruta como manzana, batata o membrillo combinado con queso crema. La preparación será similar, simplemente tendrás que ajustar la cantidad de azúcar y el tiempo de cocción según el tipo de fruta que elijas.

¿Se pueden congelar los pastelitos de membrillo?

Sí, puedes congelar los pastelitos de membrillo una vez que estén cocidos y enfriados por completo. Simplemente colócalos en una bolsa apta para congelador y guárdalos en el congelador. Para consumirlos, solo necesitarás descongelarlos a temperatura ambiente y, si lo deseas, calentarlos en el horno para que estén crujientes nuevamente.

Conclusión

Los pastelitos de membrillo son un dulce tradicional argentino que no puedes dejar de probar. Con su crujiente masa y su relleno dulce y aromático, son una verdadera delicia para el paladar. Ahora que conoces todos los secretos para prepararlos, ¿por qué no te animas a hacerlos en casa? Sorprende a tus seres queridos con estos deliciosos bocadillos y disfruta de un pedacito de la cultura argentina en cada bocado.

No te pierdas nuestras otras recetas tradicionales argentinas y sigue explorando la rica gastronomía de este país lleno de sabores y tradiciones culinarias.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares