pasta frola argentina casera con ingredientes tradicionales

Pasta Frola Argentina: Receta tradicional con aceite y harina común

Bienvenidos a este artículo donde descubrirás cómo preparar la deliciosa pasta frola argentina, una clásica y tradicional receta de la gastronomía de este país. Si eres amante de los postres y te gusta experimentar en la cocina, este artículo es perfecto para ti. Aprenderás a hacer la masa desde cero y a armar la pasta frola con un delicioso relleno de dulce de membrillo. ¡Comencemos!

¿Qué es la pasta frola?

La pasta frola es un postre típico de Argentina que consiste en una base de masa suave y mantecosa, rellena de dulce de membrillo y decorada con una rejilla en la parte superior. Este dulce es muy popular en los hogares argentinos y se consume en diferentes ocasiones, como meriendas, desayunos o como postre después de una comida. Es muy versátil y puede ser disfrutado tanto por niños como por adultos.

Origen de la pasta frola en Argentina

La pasta frola tiene sus orígenes en la gastronomía italiana, específicamente en la región de Liguria. Los inmigrantes italianos que llegaron a Argentina en el siglo XIX llevaron consigo esta receta tradicional y se convirtió en un clásico de la cocina argentina. A lo largo de los años, la pasta frola ha evolucionado y se ha adaptado a los ingredientes y gustos locales, convirtiéndose en una receta emblemática de la culinaria argentina.

Ingredientes

A continuación, te presento los ingredientes necesarios para preparar la pasta frola argentina:

Harina común

  • 500 gramos de harina común
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Una pizca de sal

Aceite

  • 200 ml de aceite de girasol

Azúcar

  • 200 gramos de azúcar

Huevos

  • 2 huevos

Dulce de membrillo

  • 500 gramos de dulce de membrillo

Esencia de vainilla

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Estos ingredientes son los básicos y tradicionales para preparar la pasta frola, pero puedes agregar tu toque personal y experimentar con otros ingredientes. Por ejemplo, puedes añadir ralladura de limón a la masa para darle un sabor cítrico o agregar nueces picadas al relleno para darle un toque crujiente.

Preparación de la masa

La masa de la pasta frola es fundamental para lograr una textura suave y mantecosa. A continuación, te mostraré los pasos para prepararla:

Paso 1: Mezclar los ingredientes secos

En un recipiente grande, mezcla la harina común, el polvo de hornear y la sal. Puedes tamizar los ingredientes para asegurarte de que no haya grumos. Reserva esta mezcla para más adelante.

Paso 2: Agregar el aceite

En el recipiente de los ingredientes secos, haz un hueco en el centro y vierte el aceite de girasol. Comienza a mezclar con una cuchara de madera o con tus manos hasta que el aceite esté bien incorporado y la masa comience a tomar forma. No es necesario amasar en este paso, solo asegúrate de que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Paso 3: Incorporar los huevos y la esencia de vainilla

Añade los huevos y la esencia de vainilla a la masa y mezcla hasta obtener una masa homogénea. Puedes amasar ligeramente para asegurarte de que todos los ingredientes estén bien integrados. La masa debe ser suave y fácil de manejar, pero no debe ser pegajosa. Si es necesario, puedes agregar un poco más de harina para ajustar la consistencia.

Paso 4: Amasar hasta obtener una masa homogénea

En una superficie limpia y enharinada, coloca la masa y amasa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica. No amases en exceso, ya que esto puede hacer que la masa se vuelva dura. Forma una bola con la masa y envuélvela en film transparente. Deja reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos antes de utilizarla.

Este descanso en el refrigerador permitirá que la masa se enfríe y se endurezca ligeramente, lo que facilitará su manejo al estirarla y armar la pasta frola.

Armado de la pasta frola

Una vez que la masa haya descansado en el refrigerador, estará lista para ser estirada y utilizada para armar la pasta frola. Aquí te explico los pasos para lograrlo:

Paso 1: Estirar la masa

Divide la masa en dos partes, una más grande que servirá como base y otra más pequeña que se utilizará para hacer la decoración enrejada. En una superficie enharinada, estira la masa más grande con un rodillo hasta obtener un grosor de aproximadamente medio centímetro. La masa debe ser lo suficientemente grande como para cubrir el fondo y los bordes de un molde para tarta.

Paso 2: Colocar el dulce de membrillo

Una vez que la masa esté estirada, colócala en el molde para tarta previamente engrasado y enharinado. Asegúrate de presionar bien la masa en los bordes para que quede bien adherida al molde. Luego, coloca el dulce de membrillo cortado en cubos pequeños sobre la masa, distribuyéndolo de manera uniforme.

Paso 3: Realizar la decoración enrejada

Con la masa más pequeña que reservaste, córtala en tiras de aproximadamente 1 centímetro de ancho. Coloca las tiras sobre el relleno de dulce de membrillo formando una rejilla. Puedes alternar las tiras en diferentes direcciones para lograr un patrón decorativo.

Paso 4: Hornear hasta que esté dorada

Una vez que hayas terminado de armar la pasta frola, lleva al horno precalentado a 180 grados Celsius durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que la masa esté dorada y el relleno burbujeante. Recuerda que los tiempos de cocción pueden variar según el horno, así que mantén un ojo en la pasta frola para evitar que se queme.

Una vez que la pasta frola esté lista, retírala del horno y déjala enfriar antes de desmoldar y cortar en porciones individuales. Puedes servirla tibia o a temperatura ambiente, ¡y disfrutar de este delicioso postre argentino!

Tips y consejos

Consejos para evitar que la masa se encoja

Si tienes problemas con que la masa se encoja al hornear la pasta frola, aquí tienes algunos consejos útiles:

  • Asegúrate de que la masa esté bien estirada y cubra completamente el molde para tarta. Si la masa es demasiado delgada, puede encogerse durante la cocción.
  • Enfría la masa en el refrigerador durante al menos 30 minutos antes de estirarla y utilizarla. Esto ayudará a que la masa se endurezca ligeramente y sea menos propensa a encogerse.
  • Evita estirar la masa en exceso, ya que esto puede hacer que se encoja al hornearse. Estírala solo lo suficiente para cubrir el molde y los bordes.

Variantes de relleno para la pasta frola

Aunque el dulce de membrillo es el relleno tradicional de la pasta frola argentina, puedes experimentar con otros sabores y frutas. Algunas variantes populares incluyen el dulce de batata, el dulce de leche y la mermelada de frutas. Incluso puedes combinar diferentes rellenos para crear sabores únicos. ¡Deja volar tu imaginación y prueba diferentes combinaciones!

Trucos para obtener una decoración perfecta

Si quieres que tu pasta frola tenga una decoración enrejada perfecta, aquí tienes algunos trucos para lograrlo:

  • Corta las tiras de masa con un cuchillo afilado o una rueda de repostería para obtener líneas limpias y precisas.
  • Coloca las tiras de masa uniformemente sobre el relleno, dejando espacio entre ellas para que el dulce de membrillo se vea a través de la rejilla.
  • Presiona ligeramente los extremos de las tiras de masa en los bordes de la masa base para que se adhieran y no se muevan durante la cocción.

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar otra fruta en lugar del dulce de membrillo?

Sí, definitivamente puedes experimentar con diferentes sabores y rellenos para tu pasta frola. Algunas opciones populares incluyen el dulce de batata, el dulce de leche y la mermelada de frutas. Incluso puedes combinar diferentes rellenos para crear sabores únicos. ¡Deja volar tu imaginación y prueba diferentes combinaciones!

¿Cómo conservar la pasta frola?

La pasta frola se puede conservar en un recipiente hermético a temperatura ambiente durante 2-3 días. Si deseas conservarla por más tiempo, puedes refrigerarla, pero ten en cuenta que la masa puede volverse un poco más dura. Antes de servir, puedes calentarla ligeramente en el horno para devolverle su textura suave y mantecosa.

¿La pasta frola se puede congelar?

Sí, la pasta frola se puede congelar antes de hornearla. Una vez que hayas armado la pasta frola en el molde, envuélvela bien en film transparente y colócala en el congelador. Cuando estés listo para hornearla, simplemente retírala del congelador y colócala directamente en el horno precalentado. Puedes necesitar ajustar ligeramente el tiempo de cocción, ya que la pasta frola congelada puede tardar un poco más en cocinarse.

¿Puedo utilizar margarina en lugar de aceite?

Sí, puedes utilizar margarina en lugar de aceite si prefieres. Sin embargo, ten en cuenta que esto puede alterar ligeramente la textura y el sabor de la masa. La margarina tiende a hacer que la masa sea un poco más quebradiza y menos mantecosa. Si decides utilizar margarina, asegúrate de que esté a temperatura ambiente antes de mezclarla con los demás ingredientes.

¡Ahora que conoces todos los secretos para hacer una deliciosa pasta frola argentina, es hora de poner manos a la obra y sorprender a tus seres queridos con este clásico postre! ¡Disfruta de tu pasta frola y no olvides revisar nuestras otras recetas de postres argentinos!

Conclusión

La pasta frola argentina es un postre clásico y tradicional que consiste en una base de masa suave y mantecosa, rellena de dulce de membrillo y decorada con una rejilla en la parte superior. Es fácil de hacer y muy versátil, ya que puedes experimentar con diferentes sabores y rellenos. Sigue los pasos y consejos de esta receta y estarás en camino de disfrutar de una pasta frola deliciosa y auténtica.

Recuerda que la pasta frola es perfecta para compartir en diferentes ocasiones, como meriendas, desayunos o como postre después de una comida. Puedes conservarla durante

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares