waffle de avena casero y saludable

Deliciosos waffles de avena sin wafflera: receta fácil y saludable

Si estás buscando una alternativa saludable y deliciosa para disfrutar de un desayuno o brunch, los waffles de avena son la opción perfecta para ti. Estos waffles son una versión más nutritiva de los clásicos waffles, ya que están hechos con avena en hojuelas y otros ingredientes saludables. Además, no necesitas una wafflera para hacerlos, por lo que son muy fáciles de preparar en casa.

En este artículo, te enseñaremos cómo hacer waffles de avena sin wafflera, así como los beneficios de incluir la avena en tu dieta. También te daremos ideas de toppings y otras formas de disfrutarlos. ¡Prepárate para deleitar a tu paladar con estos waffles saludables y deliciosos!

¿Qué son los waffles de avena?

Los waffles de avena son una variante de los waffles tradicionales, pero en lugar de utilizar harina de trigo como ingrediente principal, se utilizan avena en hojuelas. La avena es un cereal muy nutritivo y versátil que aporta fibra, proteínas y varios nutrientes esenciales a nuestra dieta. Al utilizarla en la preparación de los waffles, obtenemos un desayuno más saludable y saciante.

Beneficios de los waffles de avena

Los waffles de avena tienen varios beneficios para nuestra salud, ya que la avena es un alimento muy nutritivo. Algunos de los principales beneficios de incluir avena en nuestra dieta son:

  • Alto contenido de fibra: La avena es rica en fibra soluble, que ayuda a regular el tránsito intestinal y a mantenernos saciados por más tiempo. Esto puede ser especialmente beneficioso para personas que buscan controlar su peso.
  • Control del azúcar en la sangre: La fibra presente en la avena también ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede ser beneficioso para personas con diabetes o que buscan mantener estables sus niveles de energía a lo largo del día.
  • Proteínas de origen vegetal: A diferencia de otros cereales, la avena contiene proteínas de alta calidad, lo que la convierte en una excelente opción para personas que siguen una alimentación vegetariana o vegana.
  • Vitaminas y minerales: La avena también es una buena fuente de vitaminas del grupo B, como la vitamina B1 y B6, así como de minerales como el hierro, el magnesio y el zinc.
  • Baja en calorías: Aunque los waffles de avena pueden ser un poco más calóricos que los waffles tradicionales, siguen siendo una opción más saludable gracias a su alto contenido de fibra y nutrientes esenciales. Además, puedes controlar las porciones y los ingredientes que utilizas en su preparación.

Ingredientes

Lista de ingredientes

  • 1 taza de avena en hojuelas
  • 1/2 taza de leche de almendras (o cualquier otra leche vegetal)
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de miel (opcional)
  • Pizca de sal

Sustituciones y opciones adicionales

Si tienes alguna restricción alimentaria o simplemente quieres probar diferentes sabores, aquí te dejamos algunas opciones y sustituciones que puedes hacer en la receta de los waffles de avena:

  • Leche: Además de la leche de almendras, puedes utilizar cualquier otra leche vegetal, como la leche de avena, de soja o de coco. Incluso puedes utilizar leche de vaca si no tienes restricciones lácteas.
  • Huevo: Si sigues una alimentación vegana, puedes sustituir el huevo por una cucharada de semillas de chía o de linaza mezcladas con tres cucharadas de agua. Deja reposar la mezcla por 10 minutos antes de agregarla a la masa.
  • Endulzante: La miel es opcional en esta receta, pero si prefieres una versión sin azúcar, puedes omitirla por completo o utilizar otro endulzante natural, como la stevia o el sirope de agave.
  • Extracto de vainilla: Si no tienes extracto de vainilla, puedes utilizar cualquier otro extracto de sabor, como el de almendra o el de coco. También puedes omitirlo si no tienes ninguno a mano.

Preparación

Paso 1: Preparar la masa

  1. En un procesador de alimentos o licuadora, agrega la avena en hojuelas y procesa hasta obtener una harina fina.
  2. Añade la leche de almendras, el huevo, el polvo de hornear, el extracto de vainilla, la miel (si la utilizas) y la pizca de sal. Procesa nuevamente hasta obtener una masa homogénea.
  3. Deja reposar la masa durante unos minutos para que la avena absorba parte de la humedad y la masa se espese ligeramente.

Paso 2: Calentar la sartén

Para cocinar los waffles de avena sin wafflera, necesitarás una sartén antiadherente grande o una plancha para panqueques. Sigue estos pasos para calentar la sartén:

  1. Coloca la sartén a fuego medio-alto y deja que se caliente durante unos minutos.
  2. Si no tienes una sartén antiadherente, puedes untar ligeramente la sartén con un poco de aceite vegetal para evitar que los waffles se peguen.

Paso 3: Cocinar los waffles

  1. Vierte aproximadamente 1/4 de taza de masa en la sartén caliente. Extiende la masa con una espátula o la parte posterior de una cuchara para formar un círculo del tamaño deseado.
  2. Cocina el waffle durante unos 2-3 minutos, o hasta que empiece a dorarse por debajo y burbujee ligeramente en la superficie.
  3. Voltea el waffle con cuidado y cocina por otros 2-3 minutos, o hasta que esté dorado por ambos lados.
  4. Repite el proceso con el resto de la masa hasta terminar de hacer todos los waffles.

Servir y acompañar

Ideas de toppings

Una de las mejores partes de los waffles de avena es que puedes personalizarlos con tus toppings favoritos. Aquí tienes algunas ideas para que pruebes:

  • Frutas frescas: Añade rodajas de plátano, fresas, arándanos o cualquier otra fruta de tu elección para agregar un toque de frescura y dulzura.
  • Frutos secos: Agrega un poco de crujido y sabor con nueces picadas, almendras laminadas o pistachos.
  • Miel o sirope de arce: Si quieres un toque extra de dulzura, puedes añadir un chorrito de miel o sirope de arce por encima de los waffles.
  • Mantequilla de frutos secos: Unta un poco de mantequilla de maní, almendras o avellanas sobre los waffles para obtener un sabor delicioso y cremoso.
  • Yogur: Si prefieres un topping más cremoso, agrega una cucharada de yogur griego o yogur de coco por encima de los waffles.

Otras formas de disfrutar los waffles de avena

Además de servir los waffles de avena como un desayuno o brunch tradicional, también puedes disfrutarlos de otras formas creativas. Aquí tienes algunas ideas:

  • Waffle sandwich: Utiliza dos waffles como pan y rellénalos con ingredientes salados, como jamón, queso, lechuga y tomate, para crear un delicioso sándwich.
  • Waffle de postre: Sirve los waffles con una bola de helado, sirope de chocolate caliente y unas nueces picadas para crear un postre delicioso y equilibrado.
  • Waffle de desayuno rápido: Si tienes prisa por la mañana, puedes preparar los waffles con anticipación y llevarlos contigo como desayuno para comer sobre la marcha. Puedes añadir los toppings en un recipiente aparte y agregarlos cuando estés listo para comer.

Consejos y trucos

Consejos para obtener waffles perfectos

  • Si la masa queda demasiado espesa, puedes agregar un poco más de leche de almendras para obtener una consistencia más líquida.
  • Si la masa queda demasiado líquida, puedes agregar un poco más de avena en hojuelas para espesarla.
  • Para obtener waffles más crujientes, puedes añadir una cucharada de aceite de coco derretido a la masa.
  • No levantes la tapa de la sartén antes de que los waffles estén listos para voltear. Esto puede hacer que se desarmen o no se cocinen de manera uniforme.

Almacenamiento y congelación

Si te sobran waffles de avena, puedes guardarlos en un recipiente hermético en el refrigerador durante 2-3 días. Cuando estés listo para comerlos, puedes calentarlos en una tostadora o en el horno para devolverles la textura crujiente.

También puedes congelar los waffles de avena en un recipiente hermético o en bolsas individuales durante hasta 3 meses. Para descongelarlos, simplemente colócalos en la tostadora o en el horno hasta que estén calientes.

Mantener los waffles calientes

Si quieres mantener los waffles calientes mientras cocinas el resto de la masa, puedes precalentar el horno a una temperatura baja (alrededor de 100°C) y colocar los waffles cocinados en una bandeja para hornear. De esta manera, se mantendrán calientes y crujientes hasta que estén listos para servir.

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar harina de avena en lugar de avena en hojuelas?

Sí, puedes utilizar harina de avena en lugar de avena en hojuelas en esta receta. Sin embargo, ten en cuenta que la textura de los waffles será diferente, ya que la harina de avena es más fina y absorberá más líquido. Puedes utilizar la misma cantidad de harina de avena que se indica en la receta y ajustar la cantidad de leche si es necesario para obtener una masa homogénea.

¿Puedo hacer la masa de los waffles con anticipación?

Sí, puedes preparar la masa de los waffles con anticipación y refrigerarla durante la noche. Esto te ahorrará tiempo en la mañana, ya que solo tendrás que cocinar los waffles. Si la masa se espesa un poco en el refrigerador, simplemente agrega un poco más de leche de almendras para obtener la consistencia deseada.

¿Puedo utilizar otro tipo de leche en lugar de leche de almendras?

Sí, puedes utilizar cualquier tipo de leche vegetal en lugar de leche de almendras. La leche de avena, de soja, de coco o de arroz funcionarán bien en esta receta. Incluso puedes utilizar leche de vaca si no tienes restricciones lácteas.

¿Puedo hacer los waffles sin azúcar?

Sí, puedes hacer los waffles sin azúcar o utilizar un endulzante natural en su lugar. La miel es opcional en esta receta, así que si prefieres una versión sin azúcar, simplemente omítela por completo o utiliza otro endulzante natural, como la stevia o el sirope de agave.

Conclusión

Los waffles de

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares