imagen de bolitas de fraile y rosquitas argentinas

Bolitas de Fraile y Rosquitas: Recetas Argentinas para Endulzar tu Día

Si eres amante de la repostería y estás buscando una receta deliciosa y tradicional para endulzar tu día, las Bolitas de Fraile y las Rosquitas son opciones perfectas. Estos dulces argentinos son populares en todo el país y se caracterizan por su sabor dulce y suave textura. En este artículo, te enseñaremos a preparar estas delicias desde cero, además de brindarte variantes y recomendaciones para que puedas personalizarlas a tu gusto. ¡Prepárate para disfrutar de un bocado de felicidad!

Historia de las Bolitas de Fraile y Rosquitas

Antes de sumergirnos en la receta, es interesante conocer un poco sobre el origen de estos dulces argentinos.

Origen de las Bolitas de Fraile

Las Bolitas de Fraile tienen su origen en la cocina española. Se dice que fueron traídas a Argentina por los inmigrantes españoles en el siglo XIX. Estas delicias se popularizaron rápidamente en el país y se convirtieron en una opción clásica en las panaderías y pastelerías argentinas.

Origen de las Rosquitas

Las Rosquitas, por otro lado, también tienen sus raíces en la cocina española. Son similares a las famosas rosquillas españolas, pero con algunas variaciones en los ingredientes y la forma de preparación. Al igual que las Bolitas de Fraile, las Rosquitas se volvieron muy populares en Argentina y se encuentran en muchas panaderías y confiterías.

Ingredientes y Utensilios

Ingredientes para las Bolitas de Fraile

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche tibia
  • 50 gramos de manteca derretida
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Aceite para freír
  • Azúcar para espolvorear

Ingredientes para las Rosquitas

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 100 ml de leche tibia
  • 50 gramos de manteca derretida
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Aceite para freír
  • Azúcar para espolvorear

Utensilios necesarios

  • Bol grande
  • Cuchara de madera
  • Rodillo
  • Cortador de galletas circular
  • Cazo o sartén profunda
  • Perforadora de rosquitas (opcional)

Receta de las Bolitas de Fraile

Paso 1: Preparar la masa

En un bol grande, desmenuza la levadura fresca y agrégale una cucharadita de azúcar y un poco de leche tibia. Mezcla bien hasta que la levadura se disuelva por completo y deja reposar durante unos minutos.

Añade el resto de la leche tibia, los huevos, el azúcar, la manteca derretida y la esencia de vainilla a la levadura activada. Mezcla todo con una cuchara de madera hasta obtener una mezcla homogénea.

Poco a poco, agrega la harina tamizada a la mezcla, revolviendo constantemente con la cuchara de madera. Continúa agregando la harina hasta que la masa se despegue de los bordes del bol.

Paso 2: Dejar reposar la masa

Una vez que la masa esté lista, cúbrela con un paño húmedo y déjala reposar en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Paso 3: Dar forma a las bolitas

Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, es hora de darle forma a las bolitas. Espolvorea harina sobre una superficie plana y coloca la masa sobre ella. Amasa suavemente la masa para eliminar el exceso de aire.

Divide la masa en porciones más pequeñas y forma bolitas del tamaño de una nuez con las manos ligeramente enharinadas. Coloca las bolitas en una bandeja enharinada y cúbrelas con un paño húmedo. Déjalas reposar durante unos 15-20 minutos para que vuelvan a subir un poco.

Paso 4: Freír las bolitas

Calienta una cantidad generosa de aceite en un cazo o sartén profunda. Asegúrate de que el aceite esté lo suficientemente caliente para freír las bolitas. Para verificar la temperatura, puedes colocar un pequeño trozo de masa en el aceite y si se fríe rápidamente y se vuelve dorado, el aceite está listo.

Con cuidado, coloca las bolitas en el aceite caliente y fríelas hasta que estén doradas por todos lados. Puedes voltearlas con una espumadera para asegurarte de que se frían de manera uniforme. Una vez que estén doradas, retíralas del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Paso 5: Espolvorear con azúcar

Una vez que las bolitas de fraile estén ligeramente enfriadas, espolvoréalas con azúcar. Puedes utilizar azúcar común o azúcar impalpable, según tu preferencia. Sirve las bolitas de fraile y disfrútalas mientras aún están calientes y crujientes.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares