salsa blanca casera con crema de leche

Receta argentina: Salsa blanca con crema de leche sin harina ¡Cremosa y deliciosa!

Si eres amante de la cocina argentina, seguramente habrás probado la clásica salsa blanca en numerosos platos. Esta salsa cremosa y deliciosa es un básico en muchas recetas y le da un toque especial a tus preparaciones. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer una salsa blanca con crema de leche sin harina, una variante que le dará un sabor único a tus platos.

¿Qué es la salsa blanca?

La salsa blanca es una preparación culinaria muy utilizada en la cocina argentina. Es una salsa cremosa y suave que se utiliza como base para otras preparaciones o como acompañamiento de platos principales. Su nombre se debe a su color blanco característico, que se obtiene de la combinación de mantequilla, harina o crema de leche y leche.

¿Cuál es la diferencia entre la salsa blanca con harina y la salsa blanca sin harina?

La diferencia principal entre la salsa blanca con harina y la salsa blanca sin harina radica en los ingredientes utilizados para espesar la salsa. En la versión clásica de la salsa blanca, se utiliza harina de trigo para espesar la preparación. Por otro lado, la salsa blanca sin harina utiliza crema de leche como espesante, lo que le da una textura más suave y cremosa.

¿Por qué usar crema de leche en lugar de harina?

La crema de leche es una excelente alternativa a la harina para espesar la salsa blanca. Al utilizar crema de leche en lugar de harina, se obtiene una salsa más cremosa y suave. Además, la crema de leche le agrega un sabor más rico y delicado a la salsa, lo que la hace perfecta para acompañar platos como pastas, carnes o verduras.

Ingredientes necesarios para hacer salsa blanca con crema de leche sin harina

  • Crema de leche
  • Leche
  • Mantequilla
  • Sal y pimienta

La lista de ingredientes para hacer salsa blanca con crema de leche sin harina es bastante corta y sencilla. Necesitarás los siguientes ingredientes:

Crema de leche

La crema de leche es el ingrediente principal de esta receta. Asegúrate de elegir una crema de buena calidad para obtener los mejores resultados. La crema de leche le dará a la salsa su textura cremosa y su sabor característico.

Leche

La leche es otro componente esencial de la salsa blanca. Utiliza leche entera para obtener una salsa más rica y cremosa. Si prefieres una versión más ligera, puedes utilizar leche descremada, pero ten en cuenta que la salsa será menos cremosa.

Mantequilla

La mantequilla se utiliza para darle sabor a la salsa y ayudar a espesarla. Utiliza mantequilla sin sal para poder controlar la cantidad de sal en la preparación. Si prefieres un sabor más intenso, puedes utilizar mantequilla con sal, pero ten en cuenta que esto afectará el nivel de sal en la salsa final.

Sal y pimienta

La sal y la pimienta son condimentos básicos que se utilizan para sazonar la salsa blanca. Añade sal y pimienta al gusto, teniendo en cuenta que puedes ajustar la cantidad según tus preferencias personales.

Pasos para preparar la salsa blanca con crema de leche sin harina

A continuación, te explicamos los pasos para preparar la salsa blanca con crema de leche sin harina:

Paso 1: Derretir la mantequilla

En una cacerola a fuego medio, derrite la mantequilla hasta que esté completamente líquida.

Paso 2: Agregar la crema de leche y la leche

Añade la crema de leche y la leche a la cacerola con la mantequilla derretida. Revuelve constantemente para mezclar los ingredientes y evitar que se formen grumos.

Paso 3: Cocinar a fuego lento y revolver constantemente

Cocina la salsa a fuego lento, revolviendo constantemente, hasta que espese y adquiera la consistencia deseada. Esto puede llevar unos minutos, así que ten paciencia y sigue revolviendo para evitar que la salsa se queme o se pegue al fondo de la cacerola.

Paso 4: Condimentar con sal y pimienta

Una vez que la salsa haya espesado, retira la cacerola del fuego y condimenta con sal y pimienta al gusto. Prueba la salsa y ajusta el sazón según tus preferencias personales.

Consejos y variaciones para personalizar tu salsa blanca con crema de leche sin harina

Aunque la receta básica de la salsa blanca con crema de leche sin harina es deliciosa por sí sola, puedes personalizarla y agregarle tu toque especial. Aquí te dejamos algunas ideas:

Agregar queso rallado

Si quieres darle un sabor aún más intenso a tu salsa blanca, puedes agregar queso rallado. El queso se derretirá con la crema de leche y le dará un sabor y textura aún más deliciosos. Puedes utilizar queso rallado de tu elección, como queso parmesano, queso cheddar o queso gruyere.

Incorporar hierbas aromáticas

Si te gusta experimentar con diferentes sabores, puedes agregar hierbas aromáticas a tu salsa blanca. Algunas opciones populares son el perejil, el cilantro, el tomillo o el romero. Agrega las hierbas frescas picadas finamente a la salsa una vez que esté lista y revuelve para distribuir los sabores.

Utilizar especias para darle un toque picante

Si eres amante de los sabores picantes, puedes agregar especias a tu salsa blanca para darle un toque de picor. Algunas opciones populares son el pimentón, el chile en polvo, el comino o la pimienta de cayena. Añade las especias al gusto y ajusta la cantidad según tu tolerancia al picante.

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar leche descremada en lugar de crema de leche?

Sí, puedes utilizar leche descremada en lugar de crema de leche si prefieres una versión más ligera de la salsa. Sin embargo, ten en cuenta que la consistencia de la salsa será menos cremosa y el sabor será menos rico. Si decides utilizar leche descremada, te recomendamos agregar un poco más de mantequilla para compensar la falta de grasa.

¿La salsa blanca con crema de leche sin harina se puede usar en diferentes platos?

Sí, la salsa blanca con crema de leche sin harina es muy versátil y se puede utilizar en una variedad de platos. Puedes utilizarla como base para gratinados de verduras, como acompañamiento para pastas o carnes, o como salsa para dips. También puedes utilizarla como relleno para empanadas o tartas saladas.

¿Cuánto tiempo puedo almacenar la salsa blanca en el refrigerador?

La salsa blanca se puede almacenar en el refrigerador en un recipiente hermético durante aproximadamente 3-4 días. Asegúrate de dejar que la salsa se enfríe por completo antes de guardarla en el refrigerador. Si la salsa se espesa demasiado al enfriarse, puedes agregar un poco de leche caliente y revolver para ajustar la consistencia.

¿Puedo congelar la salsa blanca para usarla más adelante?

Sí, puedes congelar la salsa blanca para usarla más adelante. Sin embargo, ten en cuenta que la textura de la salsa puede cambiar ligeramente al descongelarla y recalentarla. Al descongelar la salsa, es posible que debas agregar un poco de leche caliente y revolver para ajustar la consistencia. Para recalentar la salsa, simplemente colócala en una cacerola a fuego lento y revuelve constantemente hasta que esté caliente.

Con esta receta de salsa blanca con crema de leche sin harina, podrás darle a tus platos argentina un toque especial y delicioso. Prueba esta versión cremosa y disfruta de su sabor único. ¡Buen provecho!

Conclusión

La salsa blanca con crema de leche sin harina es una deliciosa variante de la clásica salsa blanca argentina. Su textura cremosa y su sabor suave la hacen perfecta para acompañar una gran variedad de platos. Con esta receta, podrás preparar una salsa blanca casera y personalizarla a tu gusto con queso rallado, hierbas aromáticas o especias picantes. Además, podrás almacenarla en el refrigerador o congelarla para usarla más adelante. No dudes en probar esta receta y darle un toque especial a tus platos con esta deliciosa salsa blanca.

Si te ha gustado esta receta, te invitamos a revisar nuestras otras publicaciones relacionadas con la cocina argentina. Descubre más recetas tradicionales, consejos culinarios y técnicas de cocina para seguir explorando la deliciosa gastronomía argentina. ¡No te lo pierdas!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares