plato de pasta con salsa blanca casera 1

Recetas argentinas: Salsa blanca casera con maizena ¡Deliciosa y fácil!

Si eres amante de la cocina y te gustan las recetas argentinas, seguramente has oído hablar de la salsa blanca. Esta salsa, también conocida como bechamel, es una base cremosa y versátil que se utiliza en numerosos platos, desde lasañas y gratinados hasta pastas y verduras. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer salsa blanca casera con maizena, una receta fácil y deliciosa que puedes preparar en tu propia cocina.

¿Qué es la salsa blanca?

La salsa blanca es una preparación culinaria de origen francés, conocida como bechamel. Es una salsa cremosa y suave, elaborada a base de una roux, una mezcla de harina y mantequilla, y leche. Es uno de los cinco «fundamentos» de la cocina francesa y se utiliza como base para numerosas salsas y platos.

¿Por qué hacer salsa blanca casera?

Aunque puedes encontrar salsa blanca en los supermercados, hacerla en casa tiene numerosas ventajas. En primer lugar, puedes controlar los ingredientes y adaptarla a tus preferencias. Además, al hacerla tú mismo/a, puedes asegurarte de que no contiene aditivos ni conservantes artificiales. También es más económica, ya que los ingredientes básicos son harina, mantequilla y leche, que son muy accesibles. Y por último, el sabor y la textura de una salsa blanca casera son incomparables.

Ingredientes

¿Qué ingredientes necesitas para hacer salsa blanca casera?

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una pizca de nuez moscada (opcional)

Paso a paso

¿Cómo se hace la salsa blanca casera?

1. En una cacerola pequeña, derrite la mantequilla a fuego medio-bajo.

2. Añade la harina y mezcla bien con una cuchara de madera hasta obtener una pasta suave, conocida como roux.

3. Cocina la roux durante aproximadamente 1 minuto, revolviendo constantemente para evitar que se queme.

4. Agrega la leche gradualmente, revolviendo constantemente para evitar la formación de grumos. Puedes usar un batidor de mano para mezclar bien la leche y la roux.

5. Continúa cocinando la salsa a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente, hasta que espese y alcance la consistencia deseada. Esto puede llevar entre 5 y 10 minutos.

6. Si deseas, sazona la salsa con sal, pimienta y una pizca de nuez moscada.

7. Retira la salsa del fuego y déjala reposar durante unos minutos antes de usarla.

Variaciones y consejos

¿Cómo puedes personalizar tu salsa blanca?

La salsa blanca básica es deliciosa por sí misma, pero puedes agregarle ingredientes adicionales para personalizarla aún más. Aquí tienes algunas ideas:

  • Ajo: Agrega ajo picado o en polvo para darle un sabor más intenso.
  • Queso: Añade queso rallado, como parmesano o cheddar, para obtener una salsa de queso cremosa.
  • Espinacas: Agrega espinacas cocidas y picadas para hacer una salsa de espinacas.
  • Hierbas y especias: Experimenta con hierbas y especias como tomillo, orégano, albahaca o páprika para darle un toque de sabor adicional.

¿Qué consejos debes tener en cuenta al hacer salsa blanca casera?

  • Mezcla bien la harina y la mantequilla para obtener una roux suave y sin grumos.
  • Agrega la leche gradualmente y revuelve constantemente para evitar la formación de grumos.
  • Cocina la salsa a fuego medio-bajo y revuelve constantemente para evitar que se queme.
  • Si la salsa queda demasiado espesa, puedes agregar un poco más de leche para ajustar la consistencia.

Usos y recetas

¿Cómo puedes utilizar la salsa blanca en tus platos?

La salsa blanca es muy versátil y se puede utilizar en numerosos platos. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Lasaña: Úsala como base en capas alternas con pasta, carne y queso para hacer una deliciosa lasaña.
  • Gratinados: Úsala para gratinar verduras, como brócoli o coliflor, con queso rallado por encima.
  • Pastas: Mezcla la salsa con tus pastas favoritas para hacer platos como fettuccine Alfredo o macarrones con queso.
  • Verduras: Úsala como salsa acompañante para verduras hervidas o al vapor, como espárragos o zanahorias.

¿Qué recetas puedes hacer con salsa blanca casera?

Además de los platos mencionados anteriormente, la salsa blanca casera se puede utilizar en muchas otras recetas. Aquí tienes algunas ideas:

  • Croquetas de pollo: Agrega la salsa a la mezcla de pollo desmenuzado para hacer unas deliciosas croquetas.
  • Empanadas: Úsala como relleno para empanadas de verduras o pollo.
  • Pizza blanca: Úsala como base en lugar de la salsa de tomate en una pizza blanca con ingredientes como espinacas y queso.
  • Canastitas de masa: Rellena canastitas de masa con la salsa y diferentes ingredientes, como jamón y queso, para hacer unos bocaditos deliciosos.

Preguntas frecuentes

¿Puedo hacer salsa blanca sin maizena?

Sí, puedes hacer salsa blanca sin maizena. En lugar de maizena, puedes utilizar harina de trigo como espesante. Simplemente sigue la receta y los pasos mencionados anteriormente, pero sustituye la maizena por una cantidad igual de harina de trigo. La harina de trigo tardará un poco más en espesar la salsa, así que ten paciencia y continúa cocinando hasta alcanzar la consistencia deseada.

¿Cómo puedo espesar la salsa blanca si queda muy líquida?

Si la salsa blanca queda demasiado líquida, puedes espesarla agregando un poco más de maizena o harina de trigo. Mezcla una cucharada de maizena o harina con un poco de agua fría y añádela a la salsa caliente. Luego, continúa cocinando la salsa a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente, hasta que espese.

¿Se puede congelar la salsa blanca casera?

Sí, puedes congelar la salsa blanca casera. Espera a que la salsa se enfríe por completo antes de transferirla a un recipiente apto para congelación. Asegúrate de dejar un poco de espacio libre en el recipiente, ya que la salsa se expandirá al congelarse. La salsa blanca se puede congelar durante aproximadamente 2-3 meses. Para descongelarla, simplemente coloca el recipiente en el refrigerador durante la noche y luego calienta la salsa suavemente en una cacerola a fuego bajo.

¿Cuánto tiempo se puede conservar la salsa blanca en el refrigerador?

La salsa blanca casera se puede conservar en el refrigerador durante aproximadamente 3-4 días en un recipiente hermético. Si notas algún cambio en el olor o la apariencia de la salsa, es mejor desecharla.

Conclusión

La salsa blanca casera con maizena es una receta fácil y deliciosa que puedes preparar en tu propia cocina. Es una base cremosa y versátil que se utiliza en numerosos platos argentinos y puede personalizarse según tus preferencias. Ya sea que la utilices en lasañas, gratinados, pastas o verduras, la salsa blanca casera añadirá un toque de cremosidad y sabor a tus platos. Así que anímate a hacer tu propia salsa blanca casera y disfruta de su delicioso sabor en tus comidas.

No te pierdas nuestras otras recetas argentinas y descubre la diversidad y riqueza culinaria de este país. ¡Te garantizamos que te enamorarás de la cocina argentina!

¡Esperamos que disfrutes de esta receta y que te animes a probar otras deliciosas recetas argentinas!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares