pastel de jamon y queso frio delicioso

Pastel de jamón y queso frío: la receta argentina que conquista

Bienvenidos al artículo sobre el delicioso pastel de jamón y queso frío. Si eres amante de la comida argentina o simplemente quieres probar una receta nueva y deliciosa, estás en el lugar indicado. En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este platillo, desde su origen en Argentina hasta sus variantes y beneficios. ¡Prepárate para disfrutar de una explosión de sabores!

Introducción al pastel de jamón y queso frío

¿Qué es el pastel de jamón y queso frío?

El pastel de jamón y queso frío es un plato típico de la gastronomía argentina que combina la suavidad del queso con el sabor salado del jamón en una masa deliciosa y esponjosa. Se sirve frío, lo que lo convierte en una opción perfecta para los días calurosos de verano o como una comida rápida y práctica para llevar a un picnic. Es un plato muy versátil que se puede disfrutar en cualquier momento del día, ya sea como desayuno, almuerzo, cena o incluso como un refrigerio.

Origen del pastel de jamón y queso frío en Argentina

El pastel de jamón y queso frío tiene sus raíces en la tradición culinaria argentina. Se cree que su origen se remonta a la inmigración europea en el siglo XIX, cuando los italianos y españoles llevaron consigo recetas de tartas y pasteles. Estas recetas evolucionaron y se adaptaron a los ingredientes y sabores locales, dando lugar a la creación de platos únicos y deliciosos.

En Argentina, el pastel de jamón y queso frío se ha convertido en un clásico de la cocina, siendo una opción popular en panaderías y pastelerías de todo el país. Su versatilidad y sabor han conquistado los paladares de los argentinos y se ha extendido a otros países de América Latina.

Ingredientes y preparación del pastel de jamón y queso frío

Ingredientes necesarios

  • 300 gramos de harina
  • 150 gramos de mantequilla
  • 3 huevos
  • 200 ml de leche
  • 200 gramos de jamón cocido
  • 200 gramos de queso (preferiblemente queso mozzarella o queso cremoso)
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para preparar el pastel de jamón y queso frío

  1. En un recipiente, mezcla la harina con la mantequilla hasta obtener una textura arenosa.
  2. Añade los huevos y la leche, y mezcla hasta obtener una masa suave y homogénea.
  3. Extiende la masa en un molde para tarta previamente engrasado.
  4. Corta el jamón y el queso en cubos pequeños y repártelos sobre la masa.
  5. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  6. Hornea a 180 grados Celsius durante aproximadamente 30 minutos, o hasta que la masa esté dorada.
  7. Deja enfriar y sirve frío.

Nota: Puedes agregar otros ingredientes a tu gusto, como cebolla, pimientos o aceitunas, para darle un toque extra de sabor. También puedes utilizar diferentes tipos de queso, como queso cheddar o queso azul, para variar el sabor del pastel.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares