tarta de crema pastelera con duraznos frescos

Tarta de crema pastelera y duraznos: receta argentina irresistible

Si eres amante de los postres tradicionales y te encanta experimentar en la cocina, no puedes perderte esta deliciosa receta de tarta de crema pastelera y duraznos. Esta receta argentina es una combinación perfecta de una suave y cremosa crema pastelera con la frescura y dulzura de los duraznos. No solo es un postre delicioso, sino que también es muy fácil de hacer y seguro impresionará a tus invitados.

El origen de la tarta de crema pastelera y duraznos

La tarta de crema pastelera y duraznos es un clásico de la pastelería argentina. Se cree que esta receta tiene sus raíces en la influencia de la cocina francesa en Argentina durante el siglo XIX. La crema pastelera es una preparación básica en la pastelería francesa, y los duraznos son una fruta muy popular en Argentina. La combinación de ambos ingredientes en una tarta resulta en un postre exquisito y muy apreciado en todo el país.

Ingredientes necesarios

Para la masa:

  • 250 gramos de harina
  • 125 gramos de manteca
  • 1 huevo
  • 50 gramos de azúcar
  • 1 pizca de sal

Para la crema pastelera:

  • 500 ml de leche
  • 4 yemas de huevo
  • 150 gramos de azúcar
  • 40 gramos de maicena
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Para la decoración:

  • 2 duraznos grandes, pelados y cortados en gajos
  • Crema chantilly
  • Almendras laminadas

Preparación de la masa

Paso 1: Mezclar los ingredientes secos

En un bol grande, mezcla la harina, el azúcar y la sal. Asegúrate de tamizar la harina para evitar grumos.

Paso 2: Incorporar la manteca y el huevo

Agrega la manteca fría en cubos pequeños y el huevo al bol con los ingredientes secos. Con la ayuda de tus manos o un tenedor, mezcla hasta obtener una textura arenosa.

Paso 3: Amasar y refrigerar

Volca la mezcla sobre una superficie enharinada y amasa hasta obtener una masa suave y homogénea. Envuelve la masa en papel film y refrigera durante al menos 30 minutos.

Preparación de la crema pastelera

Paso 1: Calentar la leche y la esencia de vainilla

En una cacerola mediana, calienta la leche junto con la esencia de vainilla a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo. Retira del fuego y reserva.

Paso 2: Batir las yemas y el azúcar

En un bol aparte, bate las yemas de huevo junto con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y de color claro.

Paso 3: Incorporar la maicena y la leche caliente

Agrega la maicena a la mezcla de yemas y azúcar, y mezcla hasta que esté bien incorporada. Luego, vierte lentamente la leche caliente sobre la mezcla de yemas, batiendo constantemente.

Paso 4: Cocinar a fuego bajo hasta espesar

Coloca la mezcla de crema pastelera en la cacerola nuevamente y cocina a fuego bajo, revolviendo constantemente con una cuchara de madera o una espátula, hasta que la crema espese y alcance la consistencia deseada. Retira del fuego y deja enfriar por completo.

Armado de la tarta

Paso 1: Estirar la masa y forrar el molde

Retira la masa de la nevera y estírala sobre una superficie enharinada hasta obtener un grosor de aproximadamente 3 mm. Luego, coloca la masa sobre un molde para tarta previamente engrasado y enharinado, presionando suavemente para que se adhiera al molde y eliminando cualquier exceso de masa.

Paso 2: Verter la crema pastelera sobre la masa

Vierte la crema pastelera fría sobre la masa en el molde y distribúyela de manera uniforme.

Paso 3: Colocar los duraznos en gajos

Coloca los duraznos en gajos sobre la crema pastelera, presionando ligeramente para que se adhieran a la crema.

Paso 4: Decorar con crema chantilly y almendras

Decora la tarta con crema chantilly y almendras laminadas. Puedes utilizar una manga pastelera para hacer diseños o simplemente esparcir la crema chantilly de manera decorativa. Espolvorea con almendras laminadas para darle un toque crujiente.

Tips y consejos

Consejo 1: Refrigerar la tarta antes de servir

Para que la tarta tenga una mejor consistencia y los sabores se mezclen, es recomendable refrigerarla durante al menos 2 horas antes de servir.

Consejo 2: Utilizar duraznos frescos y maduros

Para obtener el mejor sabor y textura en la tarta, asegúrate de utilizar duraznos frescos y maduros. Los duraznos enlatados también pueden funcionar, pero los frescos le darán un sabor más auténtico.

Consejo 3: Decorar con hojas de menta para un toque fresco

Si quieres añadir un toque de frescura a tu tarta, puedes decorarla con hojas de menta fresca. Además de verse hermosa, le dará un aroma y sabor refrescante a la tarta.

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar otra fruta en lugar de duraznos?

¡Por supuesto! Esta receta es muy versátil y puedes utilizar cualquier fruta de tu elección. Manzanas, peras o incluso fresas son excelentes alternativas.

¿Puedo hacer la crema pastelera con leche sin lactosa?

Sí, puedes utilizar leche sin lactosa o cualquier alternativa de leche vegetal en lugar de la leche regular. El resultado será igualmente delicioso.

¿Cuánto dura la tarta en la nevera?

La tarta de crema pastelera y duraznos puede durar hasta 3 días en la nevera si se conserva bien tapada. Sin embargo, es mejor consumirla dentro de las primeras 48 horas para disfrutarla en su mejor momento.

¿Puedo congelar la tarta de crema pastelera y duraznos?

Sí, puedes congelar la tarta sin problemas. Solo asegúrate de envolverla bien en papel film o colocarla en un recipiente hermético antes de congelarla. Puedes descongelarla en el refrigerador durante la noche antes de consumirla.

Ahora que tienes todos los pasos y consejos para hacer una deliciosa tarta de crema pastelera y duraznos, no dudes en probar esta receta en tu próxima ocasión especial. ¡Seguro será un éxito entre tus seres queridos! Si te ha gustado esta receta, no olvides revisar nuestras otras publicaciones de postres irresistibles.

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares