delicioso crumble de manzana recien horneado 1

Crumble de manzana de Narda Lepes: una receta argentina irresistible

Bienvenidos/as a este artículo donde descubrirás cómo preparar un delicioso crumble de manzana, una receta clásica y popular que ha conquistado los paladares de muchas personas alrededor del mundo. El crumble de manzana es una combinación perfecta entre una suave y jugosa capa de manzanas, y una crujiente cobertura hecha a base de harina, azúcar y mantequilla. Esta receta, originaria de la gastronomía británica, ha ganado popularidad en Argentina en los últimos años, y la reconocida chef Narda Lepes ha compartido su propia versión de este postre irresistible.

¿Qué es un crumble de manzana?

El crumble de manzana es un postre que consiste en una capa de fruta cocida, generalmente manzanas, cubierta con una mezcla de harina, azúcar y mantequilla que se hornea hasta que adquiere una textura crujiente y dorada. La combinación de la suave y dulce fruta con la crujiente capa de cobertura crea un contraste de sabores y texturas que lo convierte en un postre irresistible.

Origen del crumble de manzana en Argentina

Aunque el crumble de manzana es originario de la gastronomía británica, en los últimos años ha ganado popularidad en Argentina. La chef Narda Lepes, reconocida por su talento en la cocina y su participación en programas de televisión, ha compartido su propia versión de esta receta clásica. Su crumble de manzana se ha convertido en uno de los postres más buscados y disfrutados en el país.

Ingredientes

Para preparar el crumble de manzana, necesitarás los siguientes ingredientes:

Manzanas

  • 6 manzanas verdes
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de canela en polvo

Harina

  • 200 gramos de harina

Azúcar

  • 200 gramos de azúcar rubia

Mantequilla

  • 200 gramos de mantequilla fría

Esencia de vainilla

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Canela

  • 1 cucharadita de canela en polvo

Preparación

A continuación, te explicamos paso a paso cómo preparar el crumble de manzana de Narda Lepes:

Paso 1: Pelar y cortar las manzanas

Comienza pelando las manzanas y retirando el corazón y las semillas. Luego, córtalas en cubos pequeños y colócalas en un recipiente. Rocía las manzanas con el jugo de limón, el azúcar y la canela, y mezcla bien para que se impregnen de sabor. Reserva esta mezcla mientras preparas la cobertura de harina y mantequilla.

Paso 2: Preparar la mezcla de harina, azúcar y mantequilla

En un bol grande, mezcla la harina y el azúcar rubia. Añade la mantequilla fría cortada en pequeños cubos y comienza a desmenuzarla con los dedos hasta obtener una textura similar a la de migas de pan. Trabaja la mezcla con las manos hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

Paso 3: Agregar la esencia de vainilla y la canela

Añade la esencia de vainilla y la canela en polvo a la mezcla de harina, azúcar y mantequilla. Mezcla bien para distribuir los sabores de manera uniforme.

Paso 4: Armar el crumble

En un molde apto para horno, coloca la mezcla de manzanas previamente preparada y distribúyela de manera uniforme. Cubre las manzanas con la mezcla de harina, azúcar y mantequilla, asegurándote de que quede bien cubierta. Presiona ligeramente la cobertura para que se adhiera a las manzanas.

Paso 5: Hornear

Prepara el horno a una temperatura de 180 grados Celsius y coloca el molde con el crumble en el horno precalentado. Hornea durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que la cobertura esté dorada y crujiente. Retira del horno y deja enfriar antes de servir.

Consejos y variaciones

Utilizar diferentes tipos de manzanas

Para darle un toque de variedad a tu crumble de manzana, puedes utilizar diferentes tipos de manzanas. Por ejemplo, puedes combinar manzanas verdes con manzanas rojas para obtener un equilibrio entre acidez y dulzura. También puedes experimentar con otras variedades de manzanas, como la Granny Smith, la Gala o la Fuji, según tus preferencias.

Agregar frutos secos al crumble

Si deseas añadir un toque de textura y sabor extra a tu crumble, puedes agregar frutos secos a la cobertura. Por ejemplo, puedes incorporar nueces picadas, almendras laminadas o avellanas troceadas. Esto le dará un toque crujiente y delicioso al postre.

Acompañar con helado de vainilla

El crumble de manzana combina perfectamente con una bola de helado de vainilla. El contraste entre el cálido crumble recién horneado y el helado frío crea una experiencia de sabor increíble. Sirve el crumble de manzana caliente con una bola de helado de vainilla encima y disfruta de esta deliciosa combinación.

Servir y disfrutar

Presentación del crumble de manzana

El crumble de manzana se puede servir de diferentes formas. Puedes presentarlo en porciones individuales en platos o cuencos, o puedes servirlo directamente del molde en el que se horneó. Si quieres añadir un toque de elegancia, puedes espolvorear un poco de azúcar glas por encima antes de servir.

Mejor momento para disfrutarlo

El crumble de manzana es un postre que se puede disfrutar en cualquier momento del año. Puede ser una opción perfecta para un día frío de invierno, servido caliente con una taza de té o café. Sin embargo, también es refrescante y delicioso en los meses más cálidos, servido a temperatura ambiente o incluso frío.

Preguntas frecuentes

¿Puedo hacer el crumble con otras frutas?

Sí, el crumble de manzana se puede adaptar a tus gustos y preferencias personales. Puedes utilizar otras frutas en lugar de las manzanas. Algunas opciones populares incluyen peras, duraznos, frutos rojos o incluso una combinación de varias frutas. La clave es elegir frutas que se cocinen bien y que tengan un equilibrio entre acidez y dulzura.

¿Se puede hacer una versión sin gluten?

Sí, si tienes intolerancia al gluten o prefieres evitarlo, puedes hacer una versión sin gluten del crumble de manzana. En lugar de utilizar harina de trigo, puedes utilizar harina de almendras, harina de arroz, harina de avena certificada sin gluten o una mezcla de harinas sin gluten. Asegúrate de revisar las etiquetas de los productos para asegurarte de que sean libres de gluten.

¿Cuánto tiempo se puede guardar el crumble?

El crumble de manzana se puede guardar en el refrigerador por varios días. Para mantener su textura crujiente, es recomendable cubrirlo con papel film o colocarlo en un recipiente hermético. Si deseas recalentarlo, puedes hacerlo en el horno durante unos minutos antes de servir.

¿Puedo usar margarina en lugar de mantequilla?

Sí, si prefieres utilizar margarina en lugar de mantequilla, puedes hacerlo. Sin embargo, ten en cuenta que la mantequilla le dará un sabor más rico y auténtico al crumble. Si decides utilizar margarina, elige una opción sin sal y sin sabor para evitar que altere el sabor final del postre.

Conclusión

El crumble de manzana de Narda Lepes es una receta irresistible que combina la suavidad y dulzura de las manzanas con la textura crujiente de la cobertura de harina, azúcar y mantequilla. Esta versión argentina de un clásico británico ha conquistado los paladares de muchas personas en el país, y ahora tú también puedes disfrutarlo en la comodidad de tu hogar. Experimenta con diferentes tipos de manzanas, agrega frutos secos para darle un toque extra, y acompáñalo con helado de vainilla para una experiencia de sabor completa. ¡No pierdas la oportunidad de probar esta deliciosa receta y sorprender a tus seres queridos con un postre casero inolvidable!

Si te ha gustado este artículo, asegúrate de revisar nuestras otras publicaciones relacionadas con la gastronomía y las recetas. ¡Descubre nuevas ideas culinarias y sorprende a todos con tus habilidades en la cocina!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares