bolas de fraile al horno con ingredientes saludables

Bolas de fraile al horno: la mejor receta argentina saludable

Bienvenidos a este artículo donde les enseñaremos a preparar las deliciosas bolas de fraile, pero con una variación más saludable: al horno. Si eres amante de los dulces y quieres disfrutar de una versión más ligera de este clásico argentino, esta receta es para ti. Aprenderás a hacer la masa perfecta, darles forma y hornearlas para obtener unas bolas de fraile esponjosas y deliciosas.

¿Qué son las bolas de fraile?

Las bolas de fraile son una especie de donas redondas y esponjosas que se caracterizan por su forma y sabor único. Son muy populares en Argentina y se suelen rellenar con dulce de leche, crema pastelera o mermelada. Tradicionalmente, las bolas de fraile se fríen en aceite caliente, lo que les da una textura crujiente por fuera y suave por dentro.

La tendencia de hacerlas al horno

En los últimos años, ha habido una tendencia hacia opciones más saludables en la cocina. Muchas personas buscan reducir el consumo de alimentos fritos y optar por alternativas más ligeras. Es por eso que la versión al horno de las bolas de fraile ha ganado popularidad. Al hornearlas en lugar de freírlas, se reduce significativamente la cantidad de grasa y calorías, sin perder el sabor y la textura característica.

Ingredientes

Para hacer las bolas de fraile al horno, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Harina: 500 gramos.
  • Leche: 250 ml.
  • Azúcar: 100 gramos.
  • Levadura: 25 gramos.
  • Sal: una pizca.
  • Esencia de vainilla: al gusto.
  • Ralladura de limón: al gusto.
  • Aceite: para pincelar.

Estos ingredientes son para una receta básica de bolas de fraile al horno, pero puedes añadir otros ingredientes como canela o nuez moscada para darles un toque extra de sabor. También puedes ajustar la cantidad de azúcar según tus preferencias.

Preparación

Paso 1: Preparar la masa

En un recipiente grande, mezcla la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Haz un hueco en el centro de la mezcla y añade la leche, la esencia de vainilla y la ralladura de limón. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. Si la masa queda muy pegajosa, agrega un poco más de harina.

Paso 2: Dejar reposar la masa

Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente una hora, o hasta que duplique su tamaño. Este tiempo de reposo es importante para que la levadura haga su trabajo y la masa se vuelva más esponjosa.

Paso 3: Dar forma a las bolas de fraile

Una vez que la masa haya reposado, es hora de darle forma a las bolas de fraile. Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y coloca la masa sobre ella. Amasa ligeramente la masa para eliminar el exceso de aire y luego divídela en porciones del tamaño deseado. Puedes hacer bolas más grandes o más pequeñas según tus preferencias.

Paso 4: Hornear las bolas de fraile

Prepara una bandeja para hornear cubriéndola con papel de hornear o engrasándola ligeramente. Coloca las bolas de fraile en la bandeja, dejando suficiente espacio entre ellas para que puedan crecer durante la cocción. Pincela cada bola con un poco de aceite para que adquieran un color dorado y brillante durante el horneado.

Prepara el horno precalentándolo a 180 grados Celsius. Hornea las bolas de fraile durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que estén doradas por fuera y cocidas por dentro. Ten en cuenta que el tiempo de cocción puede variar según el tamaño de las bolas, así que vigílalas de cerca para evitar que se quemen.

Variantes y opciones de relleno

Crema pastelera

Una opción clásica de relleno para las bolas de fraile es la crema pastelera. Puedes hacer tu propia crema pastelera o comprarla lista para usar. Simplemente corta las bolas de fraile por la mitad y rellénalas generosamente con crema pastelera. Espolvorea un poco de azúcar glas por encima para darles un toque final.

Dulce de leche

El dulce de leche es otro relleno tradicional para las bolas de fraile. Puedes utilizar dulce de leche comprado o hacerlo casero cocinando una lata de leche condensada durante varias horas. Rellena las bolas de fraile con dulce de leche y espolvorea un poco de azúcar glas por encima.

Mermelada

Si prefieres un relleno más ligero, puedes optar por mermelada. Elige tu sabor de mermelada favorito y rellena las bolas de fraile con una cucharada de mermelada. Puedes utilizar mermelada de frutas clásica como fresa o frambuesa, o probar combinaciones más originales como mango o maracuyá.

Chocolate

Si eres amante del chocolate, puedes derretir un poco de chocolate negro o con leche y utilizarlo como relleno para las bolas de fraile. Simplemente corta las bolas por la mitad y rellénalas con el chocolate derretido. Espolvorea un poco de cacao en polvo por encima para decorar.

Frutas

Otra opción saludable es rellenar las bolas de fraile con frutas frescas. Puedes cortar fresas, plátanos o arándanos en trozos pequeños y rellenar las bolas con las frutas. Esto le dará un toque refrescante y nutritivo a tus bolas de fraile.

Consejos y trucos

Cómo lograr unas bolas de fraile esponjosas

Para obtener unas bolas de fraile esponjosas, es importante seguir algunos consejos clave. Primero, asegúrate de que la levadura esté fresca y activa antes de comenzar la receta. Puedes probar disolviendo la levadura en un poco de agua tibia con azúcar y esperar a que se forme espuma. Si la levadura no se activa, es posible que necesites comprar una nueva.

Otro truco para obtener una masa esponjosa es amasarla correctamente y dejarla reposar el tiempo suficiente. Amasa la masa ligeramente para eliminar el exceso de aire y deja que repose en un lugar cálido hasta que duplique su tamaño. Esto permitirá que la levadura haga su trabajo y la masa se vuelva más esponjosa.

Evitar que las bolas de fraile se desinflen

Si has tenido problemas en el pasado con que las bolas de fraile se desinflen durante la cocción, aquí tienes algunos consejos para evitarlo. En primer lugar, asegúrate de no agregar demasiada levadura a la masa. Demasiada levadura puede hacer que la masa se hinche demasiado rápido y luego se desinfle rápidamente en el horno.

También es importante no abrir el horno durante la cocción, ya que esto puede hacer que el aire caliente escape y las bolas de fraile se desinflen. Si necesitas comprobar si están cocidas, utiliza un palillo para pinchar una bola y si sale limpio, significa que están listas.

Consejos para rellenar las bolas de fraile

Rellenar las bolas de fraile puede ser un poco complicado si no tienes las herramientas adecuadas. Una forma fácil de rellenarlas es utilizar una manga pastelera con una boquilla larga y fina. Simplemente inserta la boquilla en la bola de fraile y aprieta suavemente para rellenarla con el relleno de tu elección.

Si no tienes una manga pastelera, puedes utilizar una jeringa de cocina o incluso un tenedor para rellenar las bolas de fraile. Simplemente haz un pequeño agujero en la bola e introduce el relleno con cuidado.

¿Son saludables las bolas de fraile al horno?

Comparación con las bolas de fraile fritas

En comparación con las bolas de fraile fritas tradicionales, las bolas de fraile al horno son definitivamente una opción más saludable. Al hornearlas en lugar de freírlas, se reduce significativamente la cantidad de grasa y calorías. Además, al no sumergirlas en aceite caliente, se evita la absorción de grasas saturadas que se produce durante la fritura.

Aunque las bolas de fraile al horno siguen siendo un dulce y deben consumirse con moderación, son una alternativa más ligera y equilibrada para aquellos que desean disfrutar de este clásico argentino sin sentirse demasiado culpables.

Beneficios de la cocción al horno

La cocción al horno tiene varios beneficios en comparación con la fritura. Además de reducir la cantidad de grasa y calorías, el horneado permite que los alimentos conserven más nutrientes. Al no sumergir los alimentos en aceite caliente, se evita la pérdida de vitaminas y minerales que a menudo ocurre durante la fritura.

Además, el horneado permite obtener una textura más ligera y esponjosa en los alimentos, lo que puede ser especialmente beneficioso para recetas como las bolas de fraile. Las bolas de fraile al horno tienen una textura suave y esponjosa por dentro, pero aún así adquieren un ligero dorado en el exterior gracias al pincelado con aceite antes de hornear.

Preguntas frecuentes

¿Puedo usar harina integral en lugar de harina blanca?

Sí, puedes utilizar harina integral en lugar de harina blanca en esta receta. Sin embargo, ten en cuenta que la harina integral puede hacer que las bolas de fraile sean un poco más densas y pesadas. Si prefieres una textura más ligera, te recomendaría utilizar una mezcla de harina integral y harina blanca.

¿Se pueden congelar las bolas de fraile al horno?

Sí, las bolas de fraile al horno se pueden congelar. Una vez que las bolas de fraile estén completamente frías, colócalas en una bolsa de congelación o un recipiente hermético y guárdalas en el congelador. Para descongelarlas, simplemente déjalas a temperatura ambiente durante unas horas o caliéntalas ligeramente en el horno.

¿Cuánto tiempo duran las bolas de fraile al horno?

Las bolas de fraile al horno se mantendrán frescas durante aproximadamente 2-3 días si se almacenan en un recipiente hermético a temperatura ambiente. Después de este tiempo, la textura puede volverse un poco más seca y menos esponjosa.

¿Cómo puedo hacerlas más saludables sin perder sabor?

Si quieres hacer las bolas de fraile aún más saludables sin perder sabor, puedes hacer algunas modificaciones en la receta. Por ejemplo, puedes utilizar una mezcla de harina integral y harina blanca para aumentar el contenido de fibra. También puedes reducir la cantidad de azúcar en la masa o utilizar un edulcorante natural como el sirope de agave o el jar

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares