calabacitas rellenas con pollo y queso argentinas

Receta argentina: calabacitas rellenas de pollo y queso

Si estás buscando una receta deliciosa y saludable para preparar, las calabacitas rellenas de pollo y queso son una excelente opción. Este plato argentino combina la frescura de las calabacitas con el sabor del pollo y el queso derretido, creando una explosión de sabores en cada bocado.

¿Qué son las calabacitas rellenas?

Las calabacitas rellenas son un platillo tradicional de la cocina argentina que consiste en calabacitas cortadas por la mitad y rellenas con una mezcla de pollo cocido y queso. Luego se hornean hasta que el queso se derrita y las calabacitas estén tiernas.

Esta receta es muy versátil, ya que puedes utilizar distintos tipos de relleno según tus preferencias. Además, es una excelente manera de incorporar más verduras a tu dieta de forma sabrosa y creativa.

Origen de la receta

Las calabacitas rellenas son un plato típico de la gastronomía argentina. Se cree que esta receta se originó en la región de Cuyo, en el oeste de Argentina, donde el cultivo de calabacitas es muy común. A lo largo de los años, se ha convertido en un clásico de la cocina argentina y se ha extendido a otros países de América Latina.

Ingredientes

Calabacitas

  • 4 calabacitas medianas
  • Sal y pimienta al gusto

Pollo

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de páprika
  • Sal y pimienta al gusto

Queso

  • 200 gramos de queso mozzarella rallado
  • Queso parmesano rallado para espolvorear

Otros ingredientes opcionales

  • Tomate picado
  • Pimiento rojo picado
  • Maíz
  • Espinacas

Preparación

Paso 1: Preparar las calabacitas

Comienza cortando las calabacitas por la mitad a lo largo. Luego, con una cuchara, retira las semillas y parte de la pulpa para crear un hueco en el centro. Es importante dejar suficiente pulpa para que las calabacitas no se desmoronen al rellenarlas.

Una vez que las calabacitas estén listas, sazónalas con sal y pimienta al gusto y colócalas en una bandeja para hornear.

Paso 2: Cocinar el pollo

En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.

Agrega las pechugas de pollo desmenuzadas a la sartén y condimenta con comino en polvo, páprika, sal y pimienta al gusto. Cocina el pollo hasta que esté bien cocido y se haya dorado ligeramente.

Una vez que el pollo esté listo, retíralo del fuego y déjalo enfriar un poco antes de desmenuzarlo en trozos pequeños.

Paso 3: Rellenar las calabacitas

Una vez que el pollo esté frío, mézclalo con el queso mozzarella rallado y los ingredientes opcionales que desees agregar, como tomate, pimiento rojo, maíz o espinacas.

Rellena las calabacitas con la mezcla de pollo y queso, asegurándote de que estén bien llenas. Espolvorea queso parmesano rallado sobre las calabacitas rellenas.

Paso 4: Hornear

Coloca la bandeja con las calabacitas rellenas en el horno precalentado a 180°C y hornea durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que las calabacitas estén tiernas y el queso esté derretido y ligeramente dorado.

Una vez que las calabacitas estén listas, retíralas del horno y déjalas enfriar unos minutos antes de servir.

Variantes de la receta

Calabacitas rellenas vegetarianas

Si prefieres una versión vegetariana de esta receta, puedes omitir el pollo y utilizar ingredientes como champiñones, espinacas, queso de cabra o tofu como relleno. Sigue los mismos pasos de preparación, rellenando las calabacitas con la mezcla de verduras y queso de tu elección.

Calabacitas rellenas con salsa de tomate

Si quieres agregar un toque extra de sabor, puedes servir las calabacitas rellenas con salsa de tomate. Solo necesitas mezclar tomates picados, cebolla, ajo, aceite de oliva, sal, pimienta y hierbas frescas como albahaca o perejil en una sartén y cocinar a fuego lento hasta que la salsa espese.

Una vez que las calabacitas estén horneadas, sirve cada mitad con una generosa cucharada de salsa de tomate por encima y decora con hojas de albahaca fresca.

Servir y acompañar

Presentación de las calabacitas rellenas

Las calabacitas rellenas se pueden servir como plato principal, acompañadas de una ensalada fresca o arroz blanco. También puedes servirlas como guarnición en una comida más grande, como un asado argentino.

Decora las calabacitas rellenas con hojas de perejil fresco o cilantro picado para darles un toque de color y frescura.

Acompañamientos recomendados

  • Ensalada verde: Una ensalada fresca con lechuga, tomate, pepino y aderezo de limón es el acompañamiento perfecto para las calabacitas rellenas.
  • Arroz blanco: Un plato de arroz blanco esponjoso complementará muy bien el sabor de las calabacitas rellenas.
  • Puré de papas: Si prefieres una opción más reconfortante, un puré de papas cremoso es una excelente elección.

Beneficios para la salud

Bajas en calorías

Las calabacitas rellenas son una opción baja en calorías, ya que las calabacitas y el pollo son alimentos bajos en grasa y alto en nutrientes. Esto las convierte en una excelente opción para aquellos que buscan controlar su peso o llevar una dieta equilibrada.

Alto contenido de nutrientes

Las calabacitas son una excelente fuente de vitaminas A y C, así como de minerales como el potasio y el magnesio. Además, el pollo es una excelente fuente de proteínas magras y vitaminas del complejo B. Al combinar estos ingredientes en una sola receta, obtienes un plato rico en nutrientes esenciales para una buena salud.

Beneficios del calabacín

El calabacín, también conocido como zucchini, es un vegetal versátil y nutritivo. Es bajo en calorías y carbohidratos, pero rico en fibra, lo que lo convierte en una excelente opción para mantener una buena digestión y controlar el apetito.

Además, el calabacín contiene antioxidantes que ayudan a reducir la inflamación y fortalecer el sistema inmunológico. También es una excelente fuente de vitamina C, que favorece la salud de la piel y el sistema inmunológico.

Beneficios del pollo

El pollo es una excelente fuente de proteínas magras, que son esenciales para el crecimiento y reparación de los tejidos del cuerpo. También es una buena fuente de vitaminas del complejo B, que son necesarias para el metabolismo energético y la salud del sistema nervioso.

Además, el pollo es bajo en grasas saturadas y colesterol, lo que lo convierte en una opción más saludable en comparación con otras carnes. Al elegir pollo orgánico o de corral, también puedes asegurarte de que estás consumiendo carne de buena calidad y libre de hormonas y antibióticos.

Consejos y trucos

Consejos para elegir las calabacitas

  • Elige calabacitas que sean firmes y de color verde brillante. Evita las que tengan manchas marrones o arrugas.
  • Las calabacitas más pequeñas tienden a ser más tiernas y sabrosas, por lo que es mejor elegir las de tamaño mediano.
  • Si no puedes encontrar calabacitas frescas, también puedes utilizar calabacitas congeladas. Solo asegúrate de descongelarlas y escurrirlas antes de utilizarlas en la receta.

Tiempo de cocción

  • El tiempo de cocción puede variar según el tamaño de las calabacitas y la potencia de tu horno. Es importante revisar las calabacitas regularmente para evitar que se cocinen de más y se vuelvan demasiado blandas.
  • Si prefieres una textura más firme, puedes reducir el tiempo de cocción y dejar las calabacitas ligeramente crujientes.

Consejos para evitar que las calabacitas se desmoronen

  • Asegúrate de dejar suficiente pulpa en las calabacitas al vaciarlas para que mantengan su forma durante la cocción.
  • Puedes utilizar un cuchillo afilado para hacer pequeños cortes en la parte inferior de las calabacitas antes de rellenarlas. Esto ayudará a que se mantengan estables en la bandeja para hornear.
  • Si las calabacitas están muy llenas de relleno, puedes sujetarlas con palillos de dientes antes de hornearlas para evitar que se desmoronen.

Preguntas frecuentes

¿Puedo usar otros tipos de queso?

Sí, puedes utilizar otros tipos de queso según tus preferencias. El queso mozzarella es una excelente opción porque se derrite fácilmente, pero también puedes utilizar queso cheddar, queso suizo o queso gouda.

¿Puedo hacer esta receta con otras verduras?

Sí, puedes agregar otras verduras a la mezcla de relleno según tus gustos. Algunas opciones deliciosas incluyen champiñones, espinacas, pimientos o maíz.

¿Se pueden congelar las calabacitas rellenas?

Sí, puedes congelar las calabacitas rellenas antes de hornearlas. Simplemente colócalas en un recipiente apto para congelador y cúbrelo con papel de aluminio o una tapa hermética. Cuando estés listo para cocinarlas, solo necesitas descongelarlas y hornearlas según la receta.

¿Cómo puedo hacer esta receta sin horno?

Si no tienes horno, puedes cocinar las calabacitas rellenas en una sartén grande a fuego medio-alto. Comienza cocinando las calabacitas rellenas en la sartén, tapadas, durante unos minutos. Luego, destapa la sartén y cocina hasta que las calabacitas estén tiernas y el queso se haya derretido.

Conclusión

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *