masa quebrada casera lista para hornear

Cómo hacer masa quebrada fácil y rápida en casa

¡Prepara masa quebrada fácil y rápida! Mezcla harina, mantequilla fría, sal y agua helada. Refrigera 30 min y lista para tus tartas.


Hacer masa quebrada en casa es una tarea simple que no requiere de muchos ingredientes ni tiempo. Con los pasos adecuados, puedes lograr una masa perfecta para tus tartas y quiches en muy poco tiempo.

La masa quebrada, también conocida como pâte brisée, es una masa básica utilizada en repostería y cocina salada. Su textura crujiente y su sabor neutro la hacen ideal para una amplia variedad de preparaciones. A continuación, te mostraremos cómo hacerla de manera fácil y rápida.

Ingredientes necesarios

  • 250 gramos de harina
  • 125 gramos de mantequilla fría
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 2-3 cucharadas de agua fría

Pasos para preparar la masa quebrada

  1. Mezclar los ingredientes secos: En un bol grande, tamiza la harina y añade la pizca de sal. Mezcla bien.
  2. Incorporar la mantequilla: Corta la mantequilla fría en cubos pequeños y añádela a la mezcla de harina. Usa tus manos o un cortador de masa para desmenuzar la mantequilla hasta que obtengas una textura arenosa.
  3. Añadir el huevo: Haz un hueco en el centro de la mezcla y añade el huevo. Mezcla suavemente hasta que el huevo esté bien incorporado.
  4. Agregar el agua: Añade las cucharadas de agua fría una a una, mezclando con cuidado hasta que la masa empiece a unirse. No amases en exceso; la masa debe quedar suave pero no pegajosa.
  5. Formar la bola: Forma una bola con la masa y envuélvela en papel film. Refrigérala durante al menos 30 minutos antes de usar.

Consejos adicionales

  • Para una masa más crujiente, utiliza agua muy fría y asegúrate de que la mantequilla esté bien fría al incorporarla.
  • Si prefieres una masa dulce, puedes añadir una cucharada de azúcar a los ingredientes secos.
  • Esta masa se puede congelar. Para ello, envuélvela bien en papel film y guárdala en el congelador hasta por un mes.

Ejemplo de uso

Una vez que tu masa está refrigerada, estírala sobre una superficie enharinada hasta obtener el grosor deseado. Úsala para forrar un molde de tarta, pínchala con un tenedor y hornea a 180°C durante 15 minutos si deseas prehornearla, o sigue las instrucciones de tu receta para tartas o quiches específicas.

Ingredientes esenciales para una masa quebrada perfecta

Para lograr una masa quebrada perfecta, es crucial contar con los ingredientes adecuados. A continuación, te presentamos una lista de los ingredientes esenciales que necesitas para preparar una masa quebrada en casa de manera fácil y rápida.

1. Harina

La harina es la base de cualquier masa. Para una masa quebrada, es recomendable usar harina de trigo común. Puedes optar por harina todo uso o harina especial para repostería. La cantidad típica es de aproximadamente 250 gramos.

Consejo:

Si buscas una textura aún más suave, mezcla harina de trigo con un poco de harina de almendra.

2. Mantequilla

La mantequilla es el ingrediente clave que aporta la textura quebradiza a la masa. Utiliza mantequilla fría y cortada en cubos pequeños. La cantidad estándar es de unos 125 gramos, lo que equivale a la mitad de la cantidad de harina.

Consejo:

Para una masa más sabrosa, puedes usar mantequilla con sal, pero reduce la cantidad de sal que añades a la receta.

3. Azúcar

El azúcar da un toque de dulzura a la masa quebrada, aunque no es necesario si prefieres una versión salada. La cantidad común es de 50 gramos, pero esto puede variar según tu gusto.

Ejemplo de uso:

  • Para una masa dulce, utiliza azúcar blanca.
  • Para una opción más saludable, puedes sustituir por azúcar moreno o miel.

4. Sal

La sal es esencial para realzar el sabor de la masa. Aunque solo necesitas una pequeña cantidad, generalmente ½ cucharadita, su impacto es significativo.

5. Agua fría

El agua fría ayuda a unir los ingredientes sin derretir la mantequilla. Añade el agua poco a poco hasta que la masa tenga una consistencia adecuada. Normalmente, se necesitan entre 5 a 6 cucharadas de agua.

Recomendación:

Para obtener mejores resultados, utiliza agua helada. Esto ayudará a mantener la mantequilla fría y a conseguir una textura más quebradiza.

Tabla de cantidades

Ingrediente Cantidad
Harina 250 gramos
Mantequilla 125 gramos
Azúcar 50 gramos
Sal ½ cucharadita
Agua fría 5-6 cucharadas

Con estos ingredientes y siguiendo estos consejos prácticos, estarás en camino de preparar una masa quebrada perfecta para tus tartas y pasteles.

Errores comunes al hacer masa quebrada y cómo evitarlos

Hacer masa quebrada puede parecer sencillo, pero hay varios errores comunes que pueden arruinar tu preparación. A continuación, te mostramos los errores más frecuentes y cómo evitarlos. ¡Presta atención y asegúrate de seguir estos consejos prácticos!

1. No enfriar los ingredientes

Uno de los errores más comunes es no enfriar los ingredientes. La mantequilla debe estar fría para evitar que se derrita y se mezcle demasiado con la harina. Esto puede resultar en una masa dura y difícil de trabajar. Para evitar esto, asegúrate de refrigerar la mantequilla y, si es posible, también la harina antes de comenzar.

2. Manipular demasiado la masa

Otro error frecuente es manipular demasiado la masa. Si amasas en exceso, desarrollarás el gluten de la harina, lo que puede hacer que la masa sea más elástica y menos quebradiza. Para evitar este error, mezcla los ingredientes solo hasta que se combinen y forma una bola de masa con el menor número de movimientos posibles.

3. No dejar reposar la masa

Dejar reposar la masa es crucial para que los ingredientes se asienten y la masa adquiera la textura correcta. No hacerlo puede resultar en una masa que se encoge al hornearse. Refrigera la masa al menos durante 30 minutos antes de estirarla y utilizarla.

4. No utilizar suficiente harina al estirar la masa

Es importante usar suficiente harina al estirar la masa para evitar que se pegue a la superficie de trabajo o al rodillo. Sin embargo, ten cuidado de no exagerar, ya que demasiada harina puede cambiar la textura de la masa. Un truco es espolvorear ligeramente la superficie y rodillo, y agregar más según sea necesario.

5. No precalentar el horno adecuadamente

Otro error crítico es no precalentar el horno a la temperatura correcta antes de hornear la masa quebrada. Un horno demasiado frío puede resultar en una cocción desigual y una masa menos crujiente. Siempre precalienta el horno a la temperatura indicada en la receta y verifica con un termómetro de horno para asegurarte de que esté a la temperatura correcta.

Ejemplos de casos de uso

  • Tartas de frutas: Una masa quebrada bien hecha es la base perfecta para tartas de frutas. Evita los errores mencionados para obtener una base crujiente que complemente perfectamente el relleno.
  • Quiches: Una masa quebrada bien trabajada es esencial para quiches que no se desmoronen al cortarlas. Asegúrate de enfriar bien los ingredientes y dejar reposar la masa para obtener los mejores resultados.

Recomendaciones adicionales

  • Usa agua helada: Cuando añadas agua a la mezcla, asegúrate de que esté helada. Esto ayudará a mantener la mantequilla fría y a evitar que se derrita prematuramente.
  • Trabaja en una superficie fría: Si es posible, trabaja en una superficie de mármol o metal, ya que mantienen la masa fría y facilitan su manipulación.

Datos y estadísticas

Error Consecuencia Solución
No enfriar los ingredientes Masa dura Refrigerar la mantequilla y la harina
Manipular demasiado la masa Masa elástica Mezclar solo hasta combinar
No dejar reposar la masa Masa que se encoge Refrigerar al menos 30 minutos
No utilizar suficiente harina al estirar Masa pegajosa Espolvorear ligeramente la superficie
No precalentar el horno adecuadamente Cocción desigual Precalentar a la temperatura correcta

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué ingredientes necesito para hacer masa quebrada?

Para hacer masa quebrada necesitas harina, mantequilla, agua y sal.

2. ¿Cuál es el secreto para que la masa quebrada quede crujiente?

El secreto para que la masa quebrada quede crujiente es no trabajarla en exceso y refrigerarla antes de hornear.

3. ¿Cuánto tiempo debo hornear la masa quebrada?

El tiempo de horneado de la masa quebrada dependerá de la receta específica que estés siguiendo, pero generalmente oscila entre 15 y 20 minutos.

4. ¿Puedo congelar la masa quebrada?

Sí, puedes congelar la masa quebrada envuelta en film transparente y guardada en una bolsa hermética por hasta 3 meses.

5. ¿Se puede hacer masa quebrada sin gluten?

Sí, se puede hacer masa quebrada sin gluten utilizando harina de almendra, harina de arroz u otras harinas sin gluten en lugar de harina de trigo.

6. ¿Qué recetas puedo preparar con masa quebrada?

Con masa quebrada se pueden preparar tartaletas, quiches, empanadas, tartas de frutas y más.

Consejos clave para hacer masa quebrada:
No trabajar demasiado la masa para que no quede dura.
Refrigerar la masa antes de usarla para que sea más fácil de manejar.
Utilizar mantequilla fría para obtener una textura más crujiente.
Perforar la masa con un tenedor antes de hornearla para evitar que se hinche.
Si la masa se rompe al estirarla, puedes repararla presionando los bordes con los dedos.

¡Déjanos tus comentarios y visita nuestros otros artículos para descubrir más recetas deliciosas que puedes preparar en casa!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares