imagen de una tarta salada recien horneada

Deliciosa masa de tarta salada: ¡12 cucharadas de sabor argentino!

Si eres amante de las tartas saladas, seguramente has probado la famosa masa de tarta argentina. Con su textura que se deshace en la boca y su sabor único, esta masa se ha convertido en un clásico en la gastronomía del país sudamericano. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer esta deliciosa masa desde cero y te daremos algunos consejos y trucos para que te salga perfecta.

¿Qué es la masa de tarta salada?

La masa de tarta salada es una preparación básica en la cocina argentina que se utiliza como base para una gran variedad de tartas. Se caracteriza por su textura suave y desmenuzable que se logra gracias a la combinación de harina de trigo, manteca, sal, aceite de girasol y agua fría. Esta masa es muy versátil y se adapta a diferentes rellenos, desde los clásicos como jamón y queso, hasta opciones más creativas como espinacas o champiñones.

¿Por qué es tan popular en Argentina?

La masa de tarta salada es tan popular en Argentina por varias razones. En primer lugar, es una opción económica y fácil de hacer, lo que la convierte en una excelente alternativa para cualquier ocasión. Además, su sabor es delicioso y se complementa perfectamente con los distintos rellenos, lo que la convierte en una opción versátil y adaptable a diferentes gustos. Por último, la masa de tarta salada es ideal para compartir en reuniones familiares o con amigos, ya que es fácil de transportar y se puede comer tanto fría como caliente.

Ingredientes

  • Harina de trigo: 300 gramos
  • Manteca: 150 gramos
  • Sal: 1 cucharadita
  • Aceite de girasol: 4 cucharadas
  • Agua fría: 6 cucharadas

Preparación

Paso 1: Mezclar los ingredientes secos

En un bol grande, mezcla la harina de trigo y la sal. Puedes tamizar la harina para asegurarte de que no haya grumos.

Paso 2: Incorporar la manteca

Agrega la manteca fría cortada en cubos pequeños a la mezcla de harina. Con las manos o un tenedor, comienza a deshacer la manteca y mezclarla con la harina hasta obtener una textura similar a las migas.

Paso 3: Agregar el agua fría

Añade el aceite de girasol y el agua fría a la mezcla de harina y manteca. Comienza a mezclar con las manos hasta formar una masa homogénea. Si la masa está muy seca, agrega un poco más de agua fría, cucharada por cucharada.

Paso 4: Amasar hasta obtener una masa homogénea

Transfiere la masa a una superficie ligeramente enharinada y amasa durante unos minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Evita amasar en exceso, ya que esto puede hacer que la masa se vuelva dura.

Paso 5: Dejar reposar en la nevera

Envuelve la masa en papel film o en un paño húmedo y déjala reposar en la nevera durante al menos 30 minutos. Esto ayudará a que la masa se relaje y sea más fácil de estirar.

Variantes y rellenos

Una de las ventajas de la masa de tarta salada es que se puede combinar con una gran variedad de rellenos. Aquí te presentamos algunas opciones populares:

Tarta de jamón y queso

Una de las variantes más clásicas es la tarta de jamón y queso. Simplemente corta jamón y queso en cubitos y colócalos sobre la masa antes de hornear. Puedes añadir también algunos condimentos como orégano o tomate en rodajas para darle un toque extra de sabor.

Tarta de espinacas

Si prefieres una opción más saludable, puedes preparar una tarta de espinacas. Sofríe espinacas frescas con cebolla y ajo, y luego colócalas sobre la masa antes de hornear. Puedes agregar también queso rallado y nueces picadas para darle un toque de textura.

Tarta de cebolla y queso

La tarta de cebolla y queso es otra opción deliciosa. Pica cebolla en juliana y cocínala lentamente hasta que esté dorada y caramelizada. Luego, colócala sobre la masa junto con queso rallado y hornea hasta que esté dorada y burbujeante.

Tarta de pollo y champiñones

Si te gusta el pollo, puedes preparar una tarta de pollo y champiñones. Cocina el pollo en trozos con champiñones y cebolla, y luego colócalo sobre la masa antes de hornear. Puedes agregar también crema y queso rallado para darle un toque cremoso.

Tarta de verduras

Para una opción vegetariana, puedes preparar una tarta de verduras. Simplemente corta tus verduras favoritas en cubitos, como zanahorias, pimientos, calabacines y berenjenas, y colócalas sobre la masa antes de hornear. Puedes agregar también queso rallado y hierbas frescas para darle un sabor extra.

Consejos y trucos

Para asegurarte de que tu masa de tarta salada quede perfecta, aquí tienes algunos consejos y trucos:

Utilizar harina de trigo todo uso

La harina de trigo todo uso es ideal para hacer la masa de tarta salada, ya que tiene la cantidad justa de gluten para obtener una textura suave y desmenuzable.

Cortar la manteca en cubos pequeños

Al cortar la manteca en cubos pequeños, facilitarás su incorporación a la harina y obtendrás una textura más homogénea en la masa.

No amasar en exceso la masa

Amasar en exceso puede hacer que la masa se vuelva dura y elástica. Solo amasa lo suficiente para que los ingredientes se mezclen y la masa esté suave.

Dejar reposar la masa antes de estirarla

Dejar reposar la masa en la nevera antes de estirarla ayudará a que los ingredientes se asienten y a que la masa sea más fácil de trabajar. Además, esto evitará que la masa se encoja al hornear.

Utilizar moldes desmontables para facilitar el desmolde

Si utilizas moldes desmontables, podrás desmoldar fácilmente la tarta sin dañar la masa. Además, esto te permitirá presentar la tarta de una manera más elegante.

Preguntas frecuentes

¿Puedo usar harina de otro tipo?

Si no tienes harina de trigo todo uso, puedes utilizar harina común o harina de repostería. Sin embargo, ten en cuenta que la textura de la masa puede variar un poco.

¿Puedo reemplazar la manteca por margarina?

Sí, puedes reemplazar la manteca por margarina si prefieres una opción más saludable o si sigues una dieta vegana. Sin embargo, ten en cuenta que la textura y el sabor de la masa pueden verse afectados.

¿Cuánto tiempo debo dejar reposar la masa en la nevera?

El tiempo de reposo mínimo recomendado es de 30 minutos, pero si puedes dejarla reposar durante una hora o incluso toda la noche, la textura de la masa será aún mejor.

¿Puedo congelar la masa de tarta salada?

Sí, puedes congelar la masa de tarta salada. Envuélvela bien en papel film o en una bolsa de plástico y guárdala en el congelador. Cuando quieras utilizarla, déjala descongelar en la nevera durante varias horas antes de estirarla y utilizarla.

Ahora que conoces todos los secretos para hacer una deliciosa masa de tarta salada, ¡es hora de poner manos a la obra y sorprender a tus invitados con una exquisita tarta casera! Recuerda que puedes experimentar con diferentes rellenos y agregar tus propios toques creativos. ¡Buen provecho!

Conclusión

La masa de tarta salada argentina es una preparación versátil y deliciosa que se ha convertido en un clásico en la gastronomía del país. Con su textura suave y desmenuzable, es la base perfecta para una gran variedad de tartas saladas. En este artículo, te hemos enseñado cómo hacer esta masa desde cero, te hemos dado algunas ideas de rellenos y te hemos compartido consejos y trucos para que tu masa salga perfecta. Ahora, es tu turno de poner en práctica lo aprendido y disfrutar de una deliciosa tarta casera. ¡No te lo pierdas!

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a leer nuestras otras publicaciones relacionadas con la gastronomía argentina. Descubre más recetas tradicionales, consejos prácticos y estudios de caso sobre la cocina de este fascinante país. ¡No te lo pierdas!

Puntúa esta receta

Publicaciones Similares